Buscar
Usuario

Vida

"Puto nazi" y el caso Zozulya que pone en evidencia la hipocresía del fútbol, que calla ante el racismo y la homofobia

Román Zozulya, el jugador de origen ucraniano, recibió cánticos contra él en el Rayo - Albacete que llevó a la suspensión del partido.

"Puto nazi" y el caso Zozulya que pone en evidencia la hipocresía del fútbol, que calla ante el racismo y la homofobia

Lo que ocurrió en el estadio del Rayo Vallecano se veía venir. El desencuentro entre Román Zozulya, jugador que milita en el Albacete, y cierto sector de la afición franjirroja era más que evidente. No tardó mucho en retumbar los cánticos contra el jugador en todo el terreno de juego: "¡Puto nazi!", "¡Zozulya eres un nazi!" o "¡fuera de Vallecas!". Durante la primera mitad del encuentro fue una constante y, por eso, los dos equipos y el árbitro decidieron suspender el partido.

La megafonía del estadio no consiguió parar los cánticos contra Zozulya . Así, tras el descanso, el encuentro se convirtió en el primer partido que LaLiga suspende por insultos. "LaLiga manifiesta su acuerdo con la decisión tomada por José Antonio López Toca -el árbitro-, de suspender el encuentro ante los graves insultos y amenazas sucedidos durante la primera parte contra Román Zozulya", expresó desde la institución.

Antecedentes

La realidad de este desencuentro, para quien no esté puesto en cuestiones futbolísticas, se remonta al mercado invernal de 2017, cuando el Rayo Vallecano fichó a Zozulya. Sin embargo, pronto salieron a la luz su vinculación a la ultraderecha acompañado de foros con simbología nazi. La afición franjirroja se movilizó y consiguió que el fichaje se frustrase, considerando capital la adscripción del jugador ucraniano a este tipo de ideología fascista para que no formase parte del club.

El jugador tuvo que volver al Betis, club dueño de los derechos del jugador, donde se quedó sin poder jugar el resto de la temporada. No solo recibió apoyo de toda la plantilla bética al unísono, sino también de Javier Tebas, el presidente de LaLiga, que incluso amenazó con denunciar a cierta parte de esos aficionados franjirrojos por sus actos. Después recayó en su equipo de fútbol actual: el Albacete.

Controvertida suspensión

Una vez puestos al día de los antecedentes de estos cánticos contra Zozulya, llega la hora de expresar la raíz del problema de esta controvertida suspensión. Hay una pregunta que planea en todo este asunto: ¿Por qué ahora y no antes? Es decir, por desgracia, en muchos campos de fútbol se procesan insultos racistas, machistas y homófobos y nunca se llegó a estos extremos. De hecho, se han llegado a tirar hasta plátanos al terreno de juego a jugadores negros. 

Si se va más allá, en referencia a Zozulya, hay imágenes que demuestra que, efectivamente, el jugador abraza la ideología nazi. Por eso, es muy controvertido que justo ahora se suspenda un partido por gritar "¡puto nazi!", cuando tiene todas las papeletas de serlo. Cuidado, todos los insultos están mal, pero, es cierto que no se pueden blanquear ciertas ideologías.

"¿Y si otro equipo no quiere homosexuales?"

"En el Rayo no quien nazis, ¿y si mañana otro equipo no quiere homosexuales?", declaraba Javier Tebas en 'El Transistor' de Onda Cero. Unas declaraciones tan poco afortunadas como controvertidas. Quizá simbolizan la raíz del problema: ¿Está comparando a homosexuales con nazis? ¿Es lo mismo un insulto racista u homófobo que uno contra un nazi? ¿Se puede establecer esa comparación? Pues, parece que el señor Tebas lo ha hecho. Que cada uno tome su propia opinión sobre ello.

La extrema gravedad es que en muchos campos de fútbol jugadores negros sufren constantemente insultos racistas y, en muchos casos, se le convence al propio jugador para que no abandone el terreno de juego o se calme. Otro tanto sucede cuando se escuchan gritos de "'maricón". ¿Por qué no suspender un partido en esas circunstancias y sí cuando un sector de la afición llama "puto nazi" a jugador que lo es? ¿No se estará blanqueando en extremo ciertas ideologías?.

Artículos recomendados

Comentarios