Buscar
Usuario

Noticias

Esta es la nueva imagen del violador y asesino de Cantabria en busca y captura

El violador aprovechó un permiso para fugarse junto a su pareja.

Ayer por la tarde se dio el aviso de que Guillermo Fernández Bueno había quebrantado su condena, aprovechando un permiso para fugarse, y se lanzó una orden internacional de detención; la Interpol ya ha incluido todos sus datos, otorgándole una notificación roja, con lo cual se pide tanto su localización como su detención. Por ahora, todo apunta a que aprovechó el permiso que tenía de siete días para abandonar España con su pareja, pero no se descarta que pueda seguir en el país. Esta mañana, la Guardia Civil ya ha comenzado a difundir una fotografía de su rostro para que todo el mundo pueda estar pendiente y avisar si le ve.

Se considera al preso peligroso, puesto que fue detenido por haber violado a dos mujeres y haber asesinado a una de ellas. Los hechos sucedieron en el año 2000, y Fernández Bueno fue condenado a veintiséis años de cárcel; como estuvo cumpliendo la condena sin ofrecer resistencia y sin hacer nada que pudiera considerarse negativo, comenzaron a concederle permisos en el año 2012. 

Todo apunta a que podría haberse fugado con su pareja, una chica que es educadora social y a la que conoció hace años, mientras se encontraba en la prisión provincial de Santander. Fernández Bueno intentaba participar en todas las actividades que iban ofreciendo en prisión para así conseguir que le rebajaran años, y así conoció a Elena Ruiz Sancho, su actual pareja. Comenzaron en el año 2012, justo cuando el preso comenzó a tener permisos, y desde entonces estuvieron juntos.

La fuga podría haberse premeditado con mucho tiempo de adelanto

Fernández Bueno había recibido ya más de cuarenta permisos, y no ha sido hasta este que ha decidido no volver. Toda su celda estaba recogida, y no había apenas pertenencias personales, con lo cual apunta a que había algún tipo de premeditación; además, un compañero de prisión no ha dudado en señalar que todo podría haberse preparado en su anterior permiso.

Por ahora se desconoce su paradero, y tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil se encuentran buscándole. No se ha descartado que su pareja haya sido retenida en contra de su voluntad, aunque la principal sospecha es que le ha seguido siendo conocedora de todo lo que eso implicaba. Si Fernández Bueno es detenido por las fuerzas de seguridad, el juez podría llegar a añadir más años a su condena por haberse fugado. 

Artículos recomendados

Comentarios