El primer adicto a Netflix, sometido a rehabilitación por ver series 7 horas al día

El primer adicto a Netflix, sometido a rehabilitación por ver series 7 horas al día

El joven de 26 años de edad y natural de la India se engancha a la plataforma nada más despertarse.

Televisión Alba López García-Consuegra Alba López García-Consuegra 17 Octubre 2018 17:48

Cada vez más personas se unen al fenónemo Netflix para consumir series a través de internet. Con una carta de series para todos los gustos a tu disposición, Netflix te permite desconectar de la rutina y perderte en series de época, de acción, comedias o de jóvenes adolescentes. Sin embargo, lo que debe ser una desconexión o momento de ocio y entretenimiento, a veces supera los límites y las personas se enganchan sin poder ponerle frenos hasta convertirse en un transtorno.

La clínica del Servicio para el Uso Sano de la Tecnología (SHUT) en el Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias (Nimhans) en Bengaluru, India, ha recibido un caso excepcional en el mundo: un hombre de 26 años, desempleado, se ha convertido en un adicto a la plataforma en streaming de contenido multimedia bajo demanda, Netflix, al pasar siete horas diarias frente a la televisión durante seis meses.

El catálogo de Netflix, una verdadera adiccón "El catálogo de Netflix, una verdadera adiccón"

Manoj Kumar Sharma, profesor de psicología clínica y director de la clínica SHUT, ha declarado a The Hindu que el hombre veía películas y series porque le hacían sentir bien: "Cada vez que su familia lo presionaba para ganarse la vida o cuando notaba la estabilidad de sus amigos, se ponía a ver todo el tiempo series. Era un método de escapismo porque así se olvidaba de sus problemas y obtuvo un inmenso placer de ello".

Consecuencias en la salud y en las relaciones personales

Este hombre, que está siendo tratado por su adición, perdió su empleo y se refugió en la plataforma de VOD (video on demand) para evadirse de una realidad que le generaba ansiedad. Por este motivo, mataba sus penas pasando horas y horas pegado al televisor. En seis meses ha perdido el control y Netflix se ha convertido en una "droga" peligrosa para él.Los efectos en su salud no tardaron en llegar: sueño irregular, ojos enrojecidos, agotamiento... todo ello consecuencia de sesiones ininterrumpidas de más de siete horas sin descanso.

A la sociedad le sorprende este caso, el cual ha sido uno de los de mayor gravedad, pero seguramente no sea ni será el único. "Cualquier inclinación desmedida hacia alguna actividad puede desembocar en una adicción", explica Enrique Echeburua, catedrático de psicología clínica de la Universidad del País Vasco. "Lo que separa una afición de una adicción es que de conductas normales se pueden hacer usos anormales si la frecuencia o cantidad de tiempo/dinero invertidos condicionan negativamente las relaciones personales, laborales o de salud de la persona afectada", señala.

No hay que traspasar la línea entre la afición y la adicción "No hay que traspasar la línea entre la afición y la adicción"

El problema de Netflix recae en que el control lo pone uno mismo al no haber un horario fijado y establecido. Esto provoca que los más pequeños sean los que están en mayor amenaza. En India, los consejeros de los colegios están preocupados por esta tendencia, y muchos comenzaron a realizar sesiones para padres y estudiantes sobre los primeros signos de alerta de adicción. "La adicción interfiere con el rendimiento académico del niño y están aconsejando a los estudiantes y padres que vigilen de cerca la duración y los programas que ven", ha explicado Mansoor Khan, miembro de la junta de administración DPS.

Tratamiento

Según el experto Enrique Echeburua, el tratamiento para esta adicción a Netflix pasa por "desconectar para reconectar". Para hacerlo posible, la recomendación prioritaria es que el joven ingrese en una clínica "donde se garantice una abstinencia total de las series durante un tiempo (2-4 semanas), de manera que se desconecte por completo para aprender a reconectarse de una manera no problemática", explica Echeburua. 

Comentarios