El presidente de Polonia quiere prohibir la "propaganda gay"

El presidente de Polonia quiere prohibir la "propaganda gay"

Andrzej Duda, presidente ultraconservador de Polonia, estaría dispuesto a firmar una ley que prohiba impartir educación sobre la diversidad de género.

El presidente de Polonia, Andrzej Duda, ha mostrado su contrariedad ante la educación de la diversidad afectivo-sexual y de género como "propaganda". El periódico Nasz Dziennik ha publicado la entrevista en la que el presidente, como representante del partido ultraconservador PiS que gobierna Polonia desde 2015, ha mostrado su LGBTfobia.

Ante la pregunta del entrevistador sobre si firmaría una ley para prohibir este tipo de educación, el presidente contestó: "Creo que este tipo de propaganda no debería tener cabida en las escuelas, nos debemos oponer con calma pero con determinación". Ya tachó la "ideología de género" de "ajena a nuestra mentalidad, a nuestra cultura" en una entrevista que concedió a la radio ultracatólica Maryja.

El debate sobre la diversidad en las aulas se abrió gracias a una iniciativa llamada 'Viernes Arco Iris' impulsada por la Campaña contra la Homofobia, una organización LGBT a la que se adherieron más de 200 escuelas del país. Algunos, sin embargo, se echaron para atrás al recibir protestas y amenazas de los padres.

Andrzej Duda, presidente ultraconservador de Polonia "Andrzej Duda, presidente ultraconservador de Polonia"

La polémica llegó hasta el Ministerio de Educación, donde la representante de PiS amenazó con "consecuencias" si se realizaban estas actividades sobre la diversidad de género. No obstante, muchos padres, profesores y alumnos prosiguieron con su reivindicación.

La ley rusa de 2013 como referencia para la prohibición

El Gobierno ultraconservador de Polonia podría llevar más allá su negativa ante estas iniciativas con una ley de "propaganda homosexual" que limitara o prohibiera la educación sobre la diversidad en las aulas. La ley rusa de 2013, que prohibía informar positivamente a los menores sobre temas LGBT, podría ser tomada como referencia para Polonia.

En Rusia se logró estigmatizar, invisibilizar y perseguir a las personas LGBT del país, por lo que Polonía podría seguir su ejemplo y terminar con las libertades de las personas transexuales, bisexuales y homosexuales. Sin duda, la prohibición del Gobierno polaco de celebrar el Orgullo LGBT en Lublin el pasado mes de octubre no invita al optimismo.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados