Buscar
Usuario

Noticias

El PP impone retirar con una grúa la bandera LGTBI en Aguilar de Campoo mientras permite concentraciones neonazis

La alcaldesa no descarta sancionar al concejal que colocó la insignia.

Indignación en Aguilar de Campoo (Palencia) tras la retirada de la bandera LGTBI de la sede municipal. El edil de Izquierda Unida en el Consistorio, Alberto García Sánchez, había colgado la enseña como muestra de solidaridad con el colectivo en el día de celebración oficial del Orgullo, 28 de junio.

En el momento en el que la colocó nadie mostró ningún tipo de problema, según ha relatado. El revuelo llegó poco después, cuando la Policía Municipal se puso en contacto con él para comunicarle que tenía la obligación de retirarla. El concejal se negó, y los agentes le advirtieron muy seriamente: "tú sabras".

La alcaldesa de Aguilar de Campoo, María José Ortega "La alcaldesa de Aguilar de Campoo, María José Ortega"

Media hora después de todo, la Policía se personó ante la oficina del alcalde y, al no contar con una orden que les permitiese entrar en su despacho, terminaron cogiendo una grúa y arrancándola desde el aire.

El procurador de las Cortes de IU, José Sarrión, ha calificado este acto como "un insulto a la comunidad LGTBI, no sólo de Castilla y León, sino de todo el país". Además, ha lamentado "la utilización de recursos públicos para eliminar el símbolo de la diversidad sexual en el Día del Orgullo", tal y como ha declarado a El Diario.

La retirada de la bandera fue prácticamente inmediata "La retirada de la bandera fue prácticamente inmediata"

Ahora, la coalición de izquierdas ha solicitado a la alcaldesa "una disculpa pública y explicaciones" ante un acto que no comprenden, ya que la bandera se colocó el año anterior sin ningún tipo de problema. Una situación homóloga al momento en el que se instaló una bandera republicana, aunque aquel gesto sí que fue objeto de una reprobación por parte del Consistorio.

La alcaldesa, María José Ortega, se reafirma en su decisión y asegura que la bandera no es oficial y "no cumple la normativa", por lo que considera que la retirada es completamente legal. Además, critica que la colocación de la bandera no contó con ningún permiso por parte del ayuntamiento. Ahora, la regidora no descarta imponer una sanción al concejal por este hecho y ya ha contactado con los servicios jurídicos para valorar esta posibilidad.

Las concentraciones neonazis sí son bienvenidas

María José Ortega, del Partido Popular, ya estuvo previamente en el centro del huracán cuando en 2016 permitió que circulase por toda la localidad una concentración neonazi sin impedirlo ni condenarlo.

Los manifestación tenía como objeto homenajear a la Legión Cóndor, una división del Ejército Hitleriano que bombardeó y masacró la ciudad de Gernika durante la Guerra Civil, en apoyo del bando nacional.

La asociación vendió el encuentro como "el tradicional acto-homenaje a nuestros héroes, mártires y caídos nacionales durante la Guerra Civil española, y la inestimable ayuda de los voluntarios alemanes", una concentración que, recordemos, la alcaldesa permitió y no condenó.

Artículos recomendados

Comentarios