Por qué el postureo es lo mejor que nos ha pasado en Internet

Por qué el postureo es lo mejor que nos ha pasado en Internet

Denostado por muchos y practicado por todos: el postureo ha llegado para quedarse.

Vida Dany Blázquez Dany Blázquez 30 Marzo 2017 09:50

Somos la generación que más avances tecnológicos y científicos hemos presenciado en menos tiempo. El mundo, lo que nos rodea y, como consecuencia, la vida (nuestra propia vida y nuestra forma de vida) cambian a cada instante, y nos vemos envueltos en nuevas experiencias y circunstancias que modifican nuestra forma de actuar y, sobre todo, la manera en la que nos comunicamos y expresamos lo que sentimos.

Hemos sido testigos del nacimiento de Internet, el wifi, el teléfono móvil y los smartphones, la televisión por cable, las redes sociales... Una barbaridad de acontecimientos que, inevitablemente, nos hace ver el mundo desde un prisma diferente. Un mundo lleno de oportunidades en el que tenemos multitud de herramientas para comunicarnos. Podemos llegar a cualquier parte del planeta con un solo click. Nos han pasado tantas cosas en los últimos veinte años que ni siquiera nuestros padres podrían haber imaginado, cuando eran niños, lo que estaba por llegar.

Un sinfín de acontecimientos que han hecho de nuestra vida algo más fácil, por mucho que algunos quieran creer que la complejidad lo hace todo más difícil. Vivimos en la era de las redes sociales, plataformas digitales no muy difíciles de definir, porque hoy en día casi cualquier forma de entretenimiento que sirva para comunicarnos con el resto de personas a través de Internet se podría considerar una red social.

Las redes sociales: ¿germen del problema?

El postureo es la tendencia de aparentar a través de las redes sociales "El postureo es la tendencia de aparentar a través de las redes sociales"

En la actualidad, en casi cualquier acontecimiento de nuestra vida están presentes las redes sociales. Prácticamente todo lo que nos ocurre pasa por el "filtro" (nunca mejor dicho) de Facebook, Twitter e Instagram. Son escaparates con un alcance mundial capaces de ponernos en contacto con cualquier persona del planeta, y todavía hay gente que piensa que las redes sociales nos han jodi...fastidiado la vida. Seamos honestos: vende más la queja, atormentarse por nuestra supuesta dependencia, que reconocer que Internet es lo mejor que nos ha pasado en la vida.

Y con las redes sociales, el postureo. Es un neologismo que se ha implantado en nuestras vidas y que nos acompaña día a día. Es un término reciente que se utiliza, sobre todo, en el contexto de las plataformas de comunicación y que viene a recoger nuestra supuesta tendencia a aparentar a través de las redes sociales. Algo que parece escandalizar a muchos, que se alborotan al pensar en la falta de naturalidad de los usuarios de Internet al compartir con el resto del mundo su día a día. Como si acabaran de descubrir América.

Es nuestra forma de vida, más allá de las redes sociales

Tal es el trastorno que, recientemente, un grupo de universitarios mexicanos han logrado hacer viral un vídeo que evidencia el problema de la llamada "generación del postureo". Como si no tuviéramos problemas más graves de los que preocuparnos. Maquillarse para hacernos una simple foto, preparar una mesa para que quede bonita e inmortalizar el momento o cambiarse de ropa para un bonito selfie. Circunstancias de las que todos hemos sido protagonistas en algún que otro momento. La pregunta es: ¿dónde está el problema?

Muchos prefieren ir asimilando que las redes sociales no son un reflejo de nuestra vida real, sino un escaparate en el que mostramos lo mejor de nosotros mismos. Sin embargo, esto no deja de ser una circunstancia que no se aleja tanto, en realidad, de lo que hacemos en nuestro día a día. Limpiar a fondo la casa antes de recibir una visita especial, vestirnos con nuestras mejores galas ante una primera cita, utilizar un vocabulario más formal en una entrevista de trabajo o fingir que no chorreamos de sudor después de una dura clase de zumba en el gimnasio. ¿Acaso no es el postureo nuestra forma de vida más allá de Internet?

El arte del postureo

El postureo es lo que hace de una foto, una obra de arte "El postureo es lo que hace de una foto, una obra de arte"

Sería interesante interiorizar que somos una constante apariencia que se aleja, en mayor o menor medida, pero siempre, de nuestro verdadero yo. Ante muy pocas personas somos capaces de mostrarnos tal y como realmente somos, y esto no es algo que nos deba avergonzar. Somos celosos de nuestra intimidad, y solo nosotros decidimos con quién queremos compartirla.

Hasta hace muy poco eran muchos los que se escandalizaban con la idea de compartir cada minuto de nuestra vida en las redes sociales. Hoy se echan las manos a la cabeza cuando ven que las personas seleccionan las partes de sus vidas más triviales para compartirlas con el resto del mundo. A nadie le interesa mostrar sus días grises, su cara de recién levantado o sus inseguridades. Y lo que es más importante: a nadie le interesa conocer los días grises de los demás, sus caras de recién levantados ni sus inseguridades. Para eso ya tenemos la vida real.

El postureo es lo que hace de una foto, una obra de arte. Es un talento. Evitar vulgaridades y sacar el máximo partido a una circunstancia, a un pensamiento o reflexión, a un acontecimiento o a una simple foto. Cambiar el foco para mostrar la mejor parte de nuestra vida y de nosotros mismos, y hacer que el resto del mundo disfrute con la belleza de lo que mostramos a través de las redes sociales. Eso es arte, eso es talento. Por todo ello, el postureo es lo mejor que nos ha pasado en Internet.

Comentarios