Buscar
Usuario

Noticias

La Policía Nacional detiene en Vizcaya a un empresario por explotar a sus trabajadores con jornadas de 26 horas

Los denunciantes no tenían, siquiera, un contrato formalizado y les obligaba a ocultar sus informes médicos en accidentes laborales.

La Policía Nacional detiene en Vizcaya a un empresario por explotar a sus trabajadores con jornadas de 26 horas La Policía Nacional detiene en Vizcaya a un empresario por explotar a sus trabajadores con jornadas de 26 horas

Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido al dueño de una empresa de la localidad de Zamudio (Vizcaya) acusado de un presunto delito contra los derechos de los trabajadores. Los agentes del Grupo I de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Bilbao, junto con funcionarios de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social realizaron una investigación conjunta en la empresa, situada en el Polígono Industrial Ugaldeguren, después de que varios empleados denunciaran su situación en una comisaría de la Policía Nacional.

El testimonio recogido por la Policía y que publica el diario El Correo señala que los denunciantes explicaron que trabajaban sin contrato por el hecho de que no tenían en ese momento permiso de residencia. También señalaron que debían ocultar la empresa para la que trabajaban cuando acudían a un hospital ante un accidente laboral y se pedía parte médico.

En dicha denuncia también consta que "ocasionalmente" les sometía a lo que él mismo denominaba como "maratón": jornadas de 26 horas continuadas, que empezaban a las 07:00 de la mañana y finalizaban a las 09:00 horas del día siguiente, con una sola hora libre para comer y la obligación de estar encerrados en las instalaciones de la empresa, dedicada a la manipulación y envase de alimentos.

Una inspección de trabajo

La gravedad de las declaraciones manifestadas por los denunciantes llevó a la Policía Nacional a concederles la categoría de testigos protegidos para evitar posibles represalias. Además, realizaron una inspección de trabajo en la empresa para certificar los testimonios.

En dicha inspección se identificó a un total de ocho trabajadores, cuatro de ellos sin permiso de residencia y sin contrato de trabajo. Por ello, se detuvo al dueño del negocio quien, además del delito contra los derechos de sus empleados, se enfrenta a una posible sanción económica de más de 70.000 euros por violar la ley en materia laboral y de seguridad social.

El acusado ha declarado en dependencias policiales y posteriormente ha sido puesto en libertad, aunque está obligado a presentarse ante la autoridad judicial que instruye la causa.

Artículos recomendados

Comentarios