¿Qué ha pasado (esta vez) con Marina Joyce, la youtuber británica?

¿Qué ha pasado (esta vez) con Marina Joyce, la youtuber británica?

La joven británica ha alarmado a todos sus seguidores después de permanecer varios días desaparecida.

La popular youtuber británica Marina Joyce ha aparecido sana y salva. Así lo han confirmado la Policía Metropolitana de Londres tras una exhaustiva búsqueda y un gran revuelo medíatico formado desde el 31 de julio, momento en el que se le perdió la pista y la dieron como desaparecida.

Entre la comunidad de usuarios nos encontramos comentarios de todo tipo, desde aférrimos seguidores que siguen cada uno de sus pasos y estaban aterrados por su desaparición, hasta los haters más destructivos que comentan que ha sido uno de los trucos de la youtuber para atraer más seguidores, ganar suscripciones y conseguir reputación en redes sociales.

Se han sumado a este carro aquellos que en 2016 ya se percataron de una primera desaparición de la jóven, pues comentaban que la historia se volvía a repetir. Esos que ahora no han creído en lo ocurrido esta vez, se tildan a sí mismos de ingenuos. A pesar de todo, muchos declararon en ese momento que creían que algo no iba bien en la vida de la británica, lo cual pudieron deducir a través sus últimos vídeos subidos a su canal de YouTube. Tan grande fue el revuelo que se inició una exhaustiva campaña de búsqueda en redes sociales, motivada por el uso del hashtag #SaveMarinaJoyce. Las autoridades se tuvieron que personar en su domicilio para comprobar que todo estaba bien. 

Durante 15 días, las autoridades han estado buscando a Marina por todos lados y es que no solo encendieron todas las alarmas, sino que también pidieron la colaboración de todos sus allegados, vecinos, conocidos y en general, de toda la ciudadanía para encontrarla. Sus seguidores se alarmaron porque la joven no publicaba nada desde el pasado 24 de junio en su perfil de Instagra, donde cuenta con más de 2 millones de suscriptores

"Se encuentra bien"

Las primeras declaraciones en relación al estado de Marina Joyce no han trascendido por su parte, sino que ha sido su pareja sentimental la que se ha encargado de anunciar a los medios de comunicación y a sus seguidores que "se encuentra bien".

"Este es un post temporal para enviar un mensaje a todo aquel que está preocupado por Marina. Todo el mundo lo está llevando de una manera profesional. Por favor, no os preocupéis por ella porque está segura y bien (tenéis mi palabra). A aquellos que me apuntaban como sospechoso, deciros que estáis desinformados y no me conocéis de nada", reza la publicación de Instagram en perfil de Brandon Mehmed, novio de Marina. 

Marina Joyce, en el último vídeo que subió a su canal de YouTube antes de la sonada desaparición "Marina Joyce, en el último vídeo que subió a su canal de YouTube antes de la sonada desaparición"

Horas más tarde del hallazgo de Joyce, Mehmed volvía a publicar en Instagram sobre la situación en la que se encontraba y su estado. Brandon quiso convencer a todos aquellos que habían estado pendientes de Marina de que la youtuber haría pronto un vídeo contando lo sucedido, porque todo se ha magnificado demasiado, incluso con las acusaciones que lo inculpaban como sospechoso de su desaparición.

"Pido perdón a todo el mundo que confundí, la pasada noche solo podía decir lo que sabía. Yo supe que estaba segura y bien porque hablé con ella 24/7 y no estaba reteniendo ninguna información, no ha sido una temporada fácil para Marina y espero que podáis respetar su privacidad durante estos días, hasta que publique un vídeo explicando todo". "Tendréis la prueba de que está bien cuando lo suba", concluía. 

A pesar de que los seguidores se han quedado un poco más tranquilos con las declaraciones de la pareja sentimental de Joyce, es cierto que la youtuber aún no ha publicado ningún vídeo. Además, una vez se dio a conocer la noticia, mantuvieron su nombre como trending topic durante todo el día. De esta manera, la policía tampoco revelado más detalles sobre cómo dieron con su paradero. Conjeturas no han faltado.

Comentarios