Las polémicas más comentadas de Eurovisión 2016

Las polémicas más comentadas de Eurovisión 2016

Eurovisión y polémica siempre van cogidos de la mano. Que si el idioma de España, que si la tensión entre Rusia y otro país europeo, que si la ikurriña... Este año no es para menos. Repasamos las polémicas que nos ha dejado Eurovisión 2016.

Televisión Manu Barrena Manu Barrena 11 Mayo 2016 15:37

El Festival de Eurovisión es una cita imperdible para cualquier amante de la música y de la televisión pero sobre todo del espectáculo. Todas las ediciones nos dejan en mayor o menor medida algún momentazo que pasará a la historia del festival, ya sea la participación de una marioneta con forma de pavo que representa a Irlanda, la tensión entre Rusia y Ucrania por Crimea o simplemente el idioma en el que cantará Barei, nuestra representante, en esta edición de Eurovisión.

Cuando pensábamos que esta disputa entre un grupo que no entiende que España se debe adaptar al siglo XXI y el resto de la población era lo único que podía ocurrir este año, nos equivocábamos. Hace unas semanas que la UER (o sea, la organizadora del certamen) publicaba un listado de banderas específicamente prohibidas en su emisión como la del Estado Islámico o la ikurriña vasca. El tema se convirtió en asunto de estado en el que hasta opinó la vicepresidenta del gobierno (en funciones) y todo acabó con la retirada del documento.

Ilusos de nosotros, el Festival de Eurovisión no había hecho más que comenzar. El martes podíamos disfrutar de la primera semifinal celebrada en Estocolmo, una gala cargada con muchísimo tinte político y social como comprobó cualquiera que pudo verla. No nos referimos al eurodrama de "el ensayo de Barei se ve muy oscuro/se oye mal/no salen fuegos artificiales del pelo de Brequette" sino a varios momentos que se han quedado grabados en nuestras retinas.

1 Los refugiados, muy presentes

Una gala que ven cada año cerca de 200 millones de personas en todo el mundo es muy buen escaparate para hablar sobre temas sociales. La crisis de refugiados está azotando a toda Europa y mientras la mayoría de gobiernos europeos deciden cruzarse de brazos al mismo tiempo que los expulsan a Turquía, países como Grecia decidieron hacer una canción que hablara de ello. Con los múltiples campos de refugiados que posee dicho país (por obligación) se lo permitimos, pero es muy discutible que a las personas retenidas en Lesbos o Idomeni les gustara el acto del intermedio donde se les da la bienvenida a un continente que en realidad les está echando.

2 Rusia y la homofobia

Que Rusia es un país con un gran número de homofobia es algo que todo el mundo sabe. Como todos los años, el representante ruso de turno tiene que salir al paso como puede de las preguntas de periodistas de todo el mundo interesándose por la relación fans/país en el caso de que se produjera la victoria (no olvidemos a las gemelas rusas de 2014 llorando por los abucheos que recibían cada vez que les votaban). Este año hay mayor motivo debido a que el país soviético parte como principal favorita y como es natural, la pregunta ha vuelto a caer en la rueda de prensa posterior a la primera semifinal.

Sergey Lazarev, el representante ruso, respondió este martes a un periodista diciendo que "hay gays en Rusia" y que "no es ningún secreto". Tras varios aplausos de periodistas rusos, continuó declarando que "la comunidad gay se sentiría muy apoyada" a pesar de los balbuceos de Sergey posiblemente debido al uso del inglés para responder.

3 Nagorno Karabaj, Armenia, Azerbaiyán y viceversa

El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán se remonta a hace muchos años pero en el Festival de Eurovisión no es la primera vez que lo presenciamos. En 2009 la portavoz de los votos armenios (Sirusho, representante del año anterior) enseñó durante varios momentos de la conexión un monumento de la zona de Nagorno Karabaj (perteneciente oficialmente a Azerbaiyán) reclamándo de esta forma el territorio como suyo.

En esta ocasión la polémica está servida en bandeja. Iveta, la representante armenia de este año, mostró la bandera de la región durante unos segundos en la Green Room (prohibida en su momento junto a la ikurriña). Tal y como recogimos, un periodista azerí le reprochó el acto en la rueda de prensa diciendo que tendría consecuencias a lo que la representante de este último país respondió con un escueto "Eurovisión es sobre música" para zanjar el asunto.

La repercusión de la polémica ha llegado a tal punto que la UER ha anunciado que sancionará al país en la reunión que hagan el próximo junio y avisan que si más banderas son mostradas durante su emisión, el país será descalificado. Todo apunta a que la sanción consistirá en la prohibición de Armenia pará asistir en la próxima edición del festival. La duda ahora está en qué pasaría si Iveta termina alzándose con el triunfo.

4 El conflicto de Crimea y '1944' explicado por Jamala

'1944', la canción que representa a Ucrania, es un tema con un alto contenido político (aunque contado de una forma muy lírica). Aunque el tema habla de un evento ocurrido dicho año, una gran parte de la población piensa que hace referencia a el conflicto ocurrido en Crimea recientemente. Pese a que algunas voces no pensaban que la UER aprobaría dicha canción, sí lo hizo, lo que despertó la ira -virtual- de varios sectores.

En la rueda de prensa, Jamala explicó que no habla sobre la actualidad sino de algo vivido por su bisabuela en dicha península. "La canción está dedicada a ella, a toda la gente de Crimea y a los ucranianos. Poco después, un medio acreditado allí decidió obsequiarla con varios regalos como una corona de flores.

5 Hovi Star contra la temática política en el festival

En la rueda de prensa de la segunda semifinal, Hovi, representante de Israel, contestó a las preguntas de varios periodistas. En una de ellas respondió sobre el tema de su canción, 'Made of stars', y de cómo su infancia había sido un infierno por el simple hecho de su orientación sexual. "Todos somos iguales, no importa de dónde vengas, no importa cuánto dinero tengas o si eres gay, heterosexual o transgénero".

Además, Hovi ha querido ampliar su respuesta opinando sobre las polémicas surgidas en torno a la política (y quizás haciendo una sutil referencia a la rivalidad entre Armenia y Azerbaiyán y también a la de Ucrania y Rusia). "En vez de liarla con políticas o este país contra este otro país... Hemos venido aquí a cantar. Hemos venido a pasárnoslo bien". Además, añadió que "si quisiera estar en política, no llevaría este corte de pelo, ¿ok?".

Comentarios