Buscar
Usuario

Vida

'Pizzakini': El bikini hecho de masa y queso ya puede ser tuyo por 10.000 dólares

¿Tienes hambre? Cómete todo lo que llevas puesto ante la atenta mirada de toda la piscina de tu barrio.

¿A quién no le ha sucedido? Estás torrándote de calor en plena playa, con el mismo color de piel que Donald Trump y la misma temperatura que tenía Marujita Díaz cada vez que se encontraba con Dinio (historia de España), y de repente, entre todo este drama, se te suma uno aún más terrible: tienes hambre y te quieres hinchar como Falete.

Giras la cabeza buscando el típico chiringuito 'vintage', coronado con un muñequito de 'El Fary' que mueve alegremente la cabeza, hasta que caes en la cuenta: decidiste irte a esa cala tan perdida de Menorca donde no se atreve ir nadie con dos dedos de frente. Menos tú, que eres un ser muy especial.

En ese momento te puede entrar una situación de angustia máxima. Y tan sólo tienes dos opciones: convertirte en Leticia Sabater y jugar a ser un verdadero superviviente o... comerte tu rico bikini.

¿Comerme mi bikini?

Puaj

No, no pongas esa cara. Porque más que comerte un bikini... te estarás comiendo toda una rica pizza cargada de crujiente masa, perfecto queso fundido, rico orégano, sabroso tomate, encantadoras grasas trans, bien cargadito de colesterol, aceite de palma... No puedo seguir...

MMMM

Sí, alguien muy original se ha dedicado a crear todo un bikini de pizza. Pero pizza completamente real, con su tomate, orégano, queso, pepperoni italiano y mozzarella. Toda una delicia para enfundarnos en el cuerpo.

Se trata de una invención de la cadena de restaurantes italianos Villa Italia Kitchen, que han creado esta prenda comestible para venderse en exclusiva durante el próximo 5 de junio. 

¿El coste?... ¡10,000 dólares!. Sí, tienen la intención de clavarnos 10.000 dólares por una prenda comestible que se derretirá ante el sol, acumulará toda la arena de la playa y sabrá a aunténticos rayos en el preciso momento en el que nos metamos en el mar. Además te dejará todo el cuerpo bien relleno de grasa, para que puedas ser la delicia de todos los presentes. Vamos, una pérdida de dinero en toda regla.

Los diseñadores afirman que el precio se ajusta a la complejidad del diseño, así como a la exclusividad, ya que hay que ajustar la medida concreta a cada persona, y todo ello conlleva mucho tiempo y dedicación.

La prenda, por tanto, estará disponible tan sólo un día para todas aquellas personas que no tengan nada mejor que hacer que desembolsar los ahorros de toda una vida en una pizza con forma de bikini. Toda una delicia.

Artículos recomendados

Comentarios