Buscar
Usuario

Noticias

El 'Pim, pam, toma lacasitos' vuelve a liarla en otro control de alcoholemia

En esta ocasión ha sido condenado por increpar y agredir a una pareja de Guardias Civiles.

Son algunas de las frases más legendarias de internet. Y no es para menos. Casi diez años después del programa de 'Callejeros' en el que apareció un tal Ares enfrentándose a un control de alcoholemia 'más pedo que Alfredo', aún recordamos las imágenes.

Te refrescamos la memoria: "Pim, pam, toma lacasitos", o "Viva España y viva el Rey, viva el orden y la ley". ¿A que ahora te acuerdas? Mítico. Echa un vistazo, para que te rías un poco:

Pues Ares la ha vuelto a líar. Y esta vez, de forma 'muy parda'. Según informa el diario La Verdad, el joven valenciano le ha impuesto una multa de 1.620 euros por un delito de resistencia a la autoridad y otros 540 euros por tres delitos leves de lesiones a dos agentes.

Todo ello se produjo el pasado mes de agosto de 2015, cuando Ares se enfrentó de nuevo a otro control de alcoholemia pero sin que esta vez las cámaras estuviesen disponibles para grabarlo todo.

En este caso, el que conducía era el amigo, por lo que Ares no se enfrentaba a ningún delito. Pero tras ser parados los agentes de la Guardia Civil en la N-332, ambos decidieron enfrentarse a ellos, insultando y agrediendo a la autoridad. Muy buena decisión.

Ares, mientras tanto, ha admitido los hechos y que esa noche consumió una considerable cantidad de alcohol, algo que quedó demostrado cuando los agentes procedieron a realizarle la prueba de alcoholemia y dio positivo.

Varios problemas con la Justicia

Ares, dispuesto a liarla "Ares, dispuesto a liarla"

Este caso no es, ni de lejos, el primero que lleva a Ares a tener problemas con la Justicia. El joven ya fue interceptado en el año 2011 por conducir por la A-3 en zig-zag sin ningún tipo de problema. El infractor, que por aquel entonces se identificó ante los agentes con el sobrenombre de 'El de los Lacasitos', algo que debería llevar ya en su DNI, perdió todos los puntos por conducir bajo los efectos del alcohol y por conducción negligente.

"Mira, ya ni me acuerdo de las barbaridades que hice", ha admitido en una entrevista, en la que también reconoció los hechos: "me pararon porque me tenían que parar". El joven se encuentra ya alejado completamente de la fama desde que el programa 'Callejeros' le descubrió y grabó en un control de alcoholemia y causó furor. De hecho, llegó a contar con un representante y se dedicó a hacer bolos por todas las discotecas de España repartiendo Lacasitos y camisetas.

Artículos recomendados

Comentarios