Piden 20 años de cárcel para un bombero por rescatar inmigrantes en el Mediterráneo

Piden 20 años de cárcel para un bombero por rescatar inmigrantes en el Mediterráneo

La justicia investiga a Miguel Roldán por un presunto delito de tráfico de personas.

Miguel Roldán es un bombero malagueño de 32 años que se enfrenta ahora a 20 años de cárcel. ¿El motivo? Participar en un operativo de rescate en el Meditrráneo con una ONG alemana. Su labor consitía en salvar a aquellas personas que caían al mar en un barco pesquero destinado al trabajo humanitario. Posteriormente, las personas eran traspasadas en alta mar a buques más grandes de ONG's como Save The Children o Médicos Sin Fronteras.

Ahora, la justicia italiana acusa al nadador de rescate y a nueve de sus compañeros de un delito de cooperación con el tráfico de personas por su trabajo a bordo del barco de salvamento de la ONG alemana Jugend Rett-IUVENTA. El bombero del Ayuntamiento de Sevilla nunca pensó que salvar a las personas que cruzan el Mediterráneo en busca de una vida digna en Europa pudiera llevarle a prisión. "No tiene sentido. Allí, durante la misión, nadie nos dijo que hiciéramos algo mal", explica Roldán a Informativos Telecinco.

El joven no comprende el hecho de que la acusación tenga lugar un año después del rescate y afirma que todas sus acciones eran supervisadas y se produjeron de acuerdo al reglamento: "Lo único que hicimos fue cooperar con Roma y ayudar a las personas". "Todo está supeditado y reglado por el Centro de Coordinación de Rescate Marítimo de Roma. Si Roma te dice que no es no. Vivimos situaciones en las que no pudimos salvar a gente porque Roma no nos daba autorización. Tuvimos que dejar morir a gente porque Roma no nos dejaba penetrar en aguas libias. Se viven situaciones límites por respetar todas estas normas", asegura.

Miguel Roldán se enfrenta a 20 años de cárcel por rescatar a las personas que caían al mar "Miguel Roldán se enfrenta a 20 años de cárcel por rescatar a las personas que caían al mar"

"Si se necesita mi ayuda, volveré a ir"

Además, Miguel Roldán asegura que su caso es muy diferente a la situación que vivieron en Grecia sus compañeros y amigos Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, que fueron detenidos en 2016 en Lesbos por la Guardia Costera Griega. Roldán afirma que, en su caso, les acusan por cada una de las personas a las que salvaron."A mis compañeros les acusaron de meterse en un barco en el que no tenían que haberse metido, fue algo puntual. Estaban en el momento y en el sitio equivocado". 

El caso se encuentra ahora bajo secreto de sumario y en fase de instrucción. Sin embargo, el proceso judicial al que se enfrentan los diez acusados podría llegar a costar 500.000 euros, por lo que han decidido abrir la plataforma Solidarity at Sea para sufragar los costes de un procedimiento que consideran injusto.

Pese a todo, Roldán se muestra convencido de que vovería al rescate en el mar si se precisara su ayuda. "Fue la experiencia más vital que he vivido en mi vida. Soy bombero y sé que en mi profesión nunca voy a vivir lo que he vivio en el Meditrráneo. Por nuestras manos pasaron 5.000 personas. Si se necesita mi ayuda volveré a ir".

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados