Perfumes con feromonas que prometen una mayor atracción sexual: ¿realmente existen?

Perfumes con feromonas que prometen una mayor atracción sexual: ¿realmente existen?

Son muchos los que se cuestionan si las feromonas humanas existen y otros que lo afirman y han hecho un comercio de ello.

Ciencia Itahisa Hernández Itahisa Hernández 11 Septiembre 2018 17:23

Seguramente alguna vez habrás oído hablar de las feromonas. Incluso de aquellas que se encuentran en productos como perfumes, cremas, desodorantes y un largo etcetera que prometen convertirte en una bomba sexual. Pero, ¿existen realmente esas sustancias químicas? Se han realizado numerosos estudios para aclarar esta duda, pero la investigación y teorías siguen abiertas. 

El término feromona fue acuñado por los investigadores Peter Karlson y Martin Lüscher en 1959. El químico y zoólogo, respectivamente, se dedicaron a estudiar el comportamiento de las abejas cuando descubrieron un hecho único: la abeja reina emitía unas sustancias químicas con las que podía controlar al resto de abejas obreras y en el vuelo nupcial atraía a los machos. Estas sustancias químicas las bautizaron finalmente como feromonas. 

Las abejas emiten feromonas "Las abejas emiten feromonas"

Asimismo, la emisión en el aire de determinadas sustancias por parte de algunos sujetos condicionaba el comportamiento de otros receptores. Años después se demostró que no solo las producían las abejas, sino que también animales como ratas, perros y elefantes, entre otros. Pero lo que realmente todo el mundo se preguntaba por entonces era si los seres humanos también las emitíamos

En 1986 fue cuando la bióloga Winnifred Cutler descubrió que sí, que efectivamente existían las feromonas humanas. Esto supondría que emitimos sustancias químicas que despiertan el deseo sexual. Debido a esto, el tirón mediático y de marketing fue 'in crescendo'. Se comercializó el primer perfume feromonado que prometía"aumentar el romance en su vida mediante la mejora de su atractivo sexual", el 'Athena Pheromone 10:13'

¿Efecto placebo?

Hay quienes explican que cuando se ponen esos perfumes supuestamente feromonados sus conquistas aumentan. Sin embargo, otros afirman que todo tiene que ver con la actitud y con la seguridad por llevarlos puestos, es decir, que se trataría de un efecto placebo realmente y poco tendría que ver con que existan esas moléculas que al ser percibidas por otros prometen fomentar la atracción sexual. 

Una fiel defensora de esa última teoría es la sexóloga Ana Lombardía que afirma que "este tipo de perfumes pueden funcionar más por placebo que por trasfondo científico, ya que el olor agradable aporta mayor seguridad a quienes lo usan y eso genera un efecto positivo". La conclusión la confirma un famoso químico estadounidense, George Preti del Centro Monell de Sentidos Químicos de Filadelfia: "No hay nada así en los humanos"

Algunos aseguran que las feromonas existen y funcionan para triunfar "Algunos aseguran que las feromonas existen y funcionan para triunfar"

¡Feromonas humanas sí!

La base de actuación de las feromonas es que su emisión al aire es recogida por otros individuos de la misma especie y les condiciona el comportamiento. El órgano que capta estas sustancias en los mamíferos se encuentra entre la boca y la nariz. Se conoce como órgano vero nasal (OVN) y puede llevar al apareamiento. Pero ¿están presentes también en los humanos?

Un último estudio realizado por la Academia China de las Ciencias dice que sí que producimos inconscientemente señales químicas informativas. Una conclusión que fue alcanzada tras un experimento en el que los participantes debían identificar el género de algunas figuras digitales mientras eran expuestos a dos esteroides humanos distintos.

Algunos perfumes supuestamente feromonados son cada vez más populares "Algunos perfumes supuestamente feromonados son cada vez más populares"

"Lo novedoso de este estudio es que las feromonas humanas informan sobre la masculinidad o feminidad de la persona que las segrega dependiendo del género y orientación sexual de quien las detecta", explica Wen Zhou, líder de la investigación. Es decir, que estas supuestas feromonas actuarían como primer paso para predisponer hacia el sexo.

Sin embargo, todavía no queda claro si existen las feromonas humanas o no. Es igual de difícil demostrar una cosa que la otra, por lo tanto, las investigaciones entorno al tema siguen abiertas. Puede que sea una estrategia de marketing o que realmente existan. Lo mayormente importante de todo esto es que la seguridad en uno mismo es lo que cuenta al fin y al cabo, y si ponerte uno de esos perfumes que tanto prometen se sube la autoestima, adelante.

Comentarios