El PP teme perder su mayoría en el Senado ante una probable debacle electoral

El PP teme perder su mayoría en el Senado ante una probable debacle electoral

El sistema electoral mayoritario de la Cámara Alta, que benefició al PP en las últimas elecciones, podría perjudicarle ahora.

La división del voto de la derecha entre los tres partidos, PP, Ciudadanos y Vox, pone en peligro la mayoría de la formación popular en el Senado. Algo que que será clave para poner en marcha su principal promesa electoral: la aplicación del artículo 155 de la Constitución. En las últimas elecciones, el PP se benefició del sistema electoral mayoritario de la Cámara Alta, pero en esta ocasión podría llegar a perjudicarle. 

Los resultados del sistema electoral del Senado son bastante contrarios a los del Congreso, que tienden generalmente a la proporcionalidad. Para el Senado, en la mayoría de las circunscripciones, se eligen cuatro senadores, pero los electores solo votan a tres candidatos. El votante puede elegir aspirantes de distintas candidaturas, porque las listas son abiertas. Pero en la práctica, por lo general, se marcan los tres de la misma lista, lo que provoca que el resultado en las elecciones del Senado sea mayoritario. Así, la fuerza ganadora se lleva tres senadores y la segunda, uno. Las demás se quedan sin ninguno. 

Los resultados de las generales del 29 de abril pueden darse la vuelta respecto a los de 2016. En estas elecciones, el PP obtuvo el 33% de los votos, lo que supuso el 62,5% de los senadores. Por su parte, Ciudadanos consiguió el 13% de los votos, pero ningún senador de elección directa. Ahora, según El País, la media de las encuestas publicadas sitúa como primera fuerza al PSOE  (24%). Le siguen el PP con el 21%, Ciudadanos con el 18%, Unidos Podemos con el 15%. Por detrás se encuentra Vox con un 11%. 

En juego el 155

Pablo Casado e Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado "Pablo Casado e Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado"

La llave para la aplicación del artículo 155 de la Constitución se encuentra en la Cámara Alta. Si un Gobierno dirigido por el líder del PP no controla el Senado, no podría aplicar su principal promesa electoral.  Ignacio Cosidó, portavoz del Grupo Popular en esta cámara, ha declarado al respecto que "la voluntad del PP es mantener la mayoría en el Senado con sus propias siglas". Pero también ha afirmado que el partido "está dispuesto a liderar fórmulas que garanticen que haya una mayoría constitucionalista que apoye el 155".

Ciudadanos ha rechazado la posibilidad de crear listas conjuntas con el PP para la Cámara Alta, antes de que los populares lo hayan siquiera propuesto. Por su parte, VOX ya ha decidido presentar candidaturas en ambas cámaras y en todas las circunscripciones. Fuentes del partido de Santiago Abascal aseguran que la única coalición que contempla VOX es la que mantiene con Actúa en Baleares. 

Una vez se ha descartado la posibilidad de una coalición electoral, la única posibilidad de que el PP no pierda su mayoría en el Senado es que los partidos de la derecha no presenten tres candidatos por circunscripción a las elecciones al Senado. Así el elector tendría que completar su papeleta con el nombre del aspirante de otro partido. Esta fórmula, quizás demasiado arriesgada, permitiría que cada partido se presentase con sus siglas. 

Comentarios