Pedro Sánchez y Pablo Casado firman un pacto de no agresión mutua

Pedro Sánchez y Pablo Casado firman un pacto de no agresión mutua

Ambos habrían acordado no volver a hacer declaraciones sobre los títulos académicos de cada uno, a excepción de si interviene la Justicia.

Política 21 Septiembre 2018 09:29

El caso de los másteres invade el panorama político español desde que estalló el Caso Cifuentes. Los últimos señalados han sido Pedro Sánchez y Pablo Casado, aunque el primero de ellos ha dejado claro que su tesis es legal y por eso la compartió en Internet. Sin embargo, el segundo espera que el Tribunal Supremo decida si investigarle por supuestas irregularidades en su título de Derecho Autonómico y Local. 

Y claro, si existen dudas sobre uno, el partido del otro aplaude y además las señala de manera constante. Por este motivo y según publica el confidencial Moncloa, Pedro Sánchez llamó al líder del PP para ofrecerle un pacto de no agresión, es decir, que ambos partidos no hablasen de los títulos académicos de ninguno de ellos. 

Pedro Sánchez y Pablo Casado "Pedro Sánchez y Pablo Casado"

El presidente pensó que Casado aceptaría y no se equivocó, ya que el PP ha pasado de puntillas sobre el asunto de la tesis de Sánchez: se han quedado mudos. Sin embargo, el acuerdo no sólo ha sido sellado entre ambos líderes, sino que hasta sus portavoces parlamentarias, Adriana Lastra (PSOE) y Dolors Montserrat (PP), como el secretario de Organización del PSOE José Luis Ábalos y el secretario general del PP Teodoro García Egea han conversado sobre ello y han acordado que ningún miembro de sus partidos utilice como arma política los títulos de sus líderes. 

"No haré lo mismo"

Sin embargo, existe una 'cláusula' que haría borrar el pacto de no agresión y es que la Justicia actúe contra alguno de ellos. Y claro, el que tiene cuentas pendientes con la ley es Casado, ya que el Tribunal Supremo decidirá en las próximas semanas si investigarle por su máster. Pero Casado está tranquilo porque llegó a garantizarle al líder socialista que el Supremo no actuaría contra él porque archivará la causa. 

Varios dirigentes del PSOE no entienden este acuerdo. Y ya cuenta con algunas muestras evidentes: desde que la Ministra exigió la semana pasada que Casado mostrase sus trabajos, sus palabras no se han vuelto a repetir en boca de ningún miembro socialista. Es más, dos días después de que Calvo pidiese los trabajos a Casado, la propia ministra de Educación, Isabel Celaá, aseguró a los periodistas que el líder del PP no sabe "lo que ustedes le preguntan".

Asimismo, cuando Sánchez hizo pública su tesis, escribió en su perfil de Facebook que "pese al intento de descrédito personal", él "no haría lo mismo", es decir, que no entraría a valorar los fraudes que otros han hecho a la Educación Pública. 

Comentarios