Buscar
Usuario

Política

El Gobierno decreta el estado de alarma en España ante la crisis del coronavirus: ¿Qué implica?

Finalmente Pedro Sánchez se ha decidido a decretar el estado de alarma ante la grave crisis que atraviesa el país con el Covid-19.

El Gobierno decreta el estado de alarma en España ante la crisis del coronavirus: ¿Qué implica?

El Gobierno ha decretado el estado de alarma, que durará durante los próximos 15 días. La orden se aprobará a partir de mañana 14 de marzo. "El heroísmo consiste también en lavarse las manos y quedarse en casa", ha asegurado el presidente Pedro Sánchez.

El Ejecutivo movilizará todos los recursos civiles y militares disponibles de cara a afrontar el brote de coronavirus. Se esperan también restricciones en la libertad de movimientos o en el derecho de reunión, pero habrá que esperar a la próxima jornada para conocer todos los flecos de esta medida.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha apoyado la medida y ha ofrecido lealtad institucional a la hora de afrontar esta crisis. A pesar de ello, también ha criticado la gestión de Moncloa a la hora de permitir la celebración del 8 de marzo o la tardanza a la hora de adoptar medidas de este tipo.

La crisis del coronavirus golpea de lleno a España, que se ha convertido en uno de los países que más casos acumula por solo por detrás de China, Italia, Irán y Corea del Sur. Controlar la propagación de una enfermedad altamente contagiosa es muy complicado, por lo que el Gobierno, finalmente, se ha visto obligado a decretar el estado de alarma.

Después de las recomendaciones que se han venido dictando en los últimos días y de algunas medidas llevadas a cabo por algunas comunidades autónomas, Pedro Sánchez se ha decidido por aplicar medidas extraordinarias y restrictvas. Para estos casos extremos la ley en España ofrece el instrumento de la declaración del estados de alarma, según el cual el Ejecutivo toma las riendas de una situación sobrevenida y grave para restablecer la normalidad, extremar la coordinación entre administraciones y hacer un uso especial y temporal de los recursos tanto públicos como privados.

El estado de alarma, previsto en el artículo 116 de la Constitución. La adopción de esta medida faculta al Gobierno a limitar la libre circulación de personas, con el consiguiente cierre de alguna ciudad o comunidad autónoma, o de todo el país, como ha ocurrido esta semana en Italia. El citado artículo de la Constitución establece lo siguiente: "El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinará el ámbito territorial a que se extienden los efectos de la declaración".

Qué implica el estado de alarma

En principio, el estado de alarma no puede exceder el plazo de 15 días. Sin embargo, este perido podría alargarse si fuera necesario pero para ello sería imprescindible la autorización del Congreso de los Diputados, al que deberá de dar cuenta de los decretos que se dicten al amparo del mismo. Una vez establecida la alarma, los cuerpos policiales, los funcionarios y los trabajadores de las Administraciones quedan a disposición de lo que decida la autoridad competente que puede imponer servicios extraordinarios.

El estado de alarma puede implicar la limitación de la circulación o la permanencia de las personas o los vehículos en horas y lugares determinados o bien condicionarla a determinados requisitos.Así, se pueden prohibir las concentraciones de más de un número determinado de personas o la libre movilidad en determinados horarios o espacios. Si esto se desobedeciera, podrían imponerse sanciones que pueden ser leves o graves, dependiendo de la infracción.

También podrían requisarse temporalmente todo tipo de bienes o imponer servicios personales obligatorios. Se esta manera se podría incautar material sanitario o instalaciones hospitalarias e incluso obligar a médicos o enfermeras de la sanidad privada a aportar su trabajo a lo que dicte la autoridad.  

Artículos recomendados

Comentarios