Buscar
Usuario

Televisión

Paul Rey (Melodifestivalen 2021): "En Suecia es natural intentar de nuevo ir a Eurovisión"

En un perfecto español, Paul Rey hace balance de su participación en el Melodifestivalen 2021 horas antes de intentar clasificarse para la gran final.

Paul Rey (Melodifestivalen 2021): "En Suecia es natural intentar de nuevo ir a Eurovisión" Paul Rey (Melodifestivalen 2021): "En Suecia es natural intentar de nuevo ir a Eurovisión"

Foto: Stina Stjernkvist - Melodifestivalen (SVT)

Paul Rey está de vuelta. Realmente lo está, especialmente tras el virus que en los últimos días ha impedido que se suba al escenario del Annexet en Estocolmo para realizar los ensayos del 'Andra Chansen', la gala de repesca del Melodifestivalen 2021. El concurso musical sueco busca ya su representante en Eurovisión 2021, y es que, a pocos días de la gran final, Sveriges Television (SVT) necesita encontrar aún cuatro finalistas más las gran final del 13 de marzo. Uno de ellos podría ser el joven sueco-chileno-finlandés, que tras haberse clasificado en tercer o cuarto lugar en la primera semifinal del 6 de febrero, cuenta con una segunda oportunidad del pueblo sueco para demostrar su valía al frente de su tema 'The Missing Piece'.

"Es emocionante y está empezando a ser una realidad dentro de mí, realmente todo ocurrirá hoy", afirma Rey, cuyo nombre de pila es Pauli Jokela. Natural de la región sureña de Skåne, a sus 28 años acaba de dar a luz a su primera hija, la cual siente como la última pieza para completar el rompecabezas de su vida. Ahora está completo y eso es lo que Paul Rey quiere contarnos con su tema en el Melodifestivalen 2021, además de todas las historias que se incluyen en 'Note To Her', su tercer EP de estudio, que también dedica al nacimiento de la pequeña. "Era el tema más potente que tenía entre manos, no quería dejar pasar la oportunidad que tenía, así que me puse en contacto con la SVT y aquí estoy", comenta, pocas horas antes de conocer si podrá seguir adelante en el concurso.

Una balada un tanto atípica y más orgánica que 'Talking In My Sleep', que surgió durante el verano de 2020, cuando Pauli decidió plasmar sus pensamientos y sentimientos acerca de la paternidad, en la que una luz cálida y cercana sumerge al espectador en un viaje en directo, con el amor como principal protagonista. Esta travesía, digna de hacerse con un puesto entre las 12 plazas disponibles, no es fruto de un día, sino que ha trabajado muy duro durante la pandemia para poder sacarlo adelante, además de "haber tenido tiempo para los estudios de International Branding y Marketing y estado cerca de mi pareja, amigos y familia". "Había muchas emociones, necesita sentarme y escribirlas", confiesa. Sacha Jean-Baptiste, Lotta Furebäck y Jennie Widegren han sido las encargadas de trasladar al escenario las ideas que el cantante tenía en mente y transformarlas en lo que pudimos ver en la primera semifinal. No obstante, se guarda un as bajo la manga que no contempla enseñar antes de la gala de esta noche.

Un regreso exitoso a la par que inesperado

El Melodifestivalen 2020 fue para Paul Rey una señal de que debía quedarse en Suecia. Tras haber vivido en Estados Unidos durante un tiempo, estando separado de su pareja, donde intentó encontrar su camino musical, e incluso llegó a realizar una exitosa colaboración con el rapero Snoop Doog, el intérprete de 'California Dreaming' asegura que su Suecia natal es "donde debe estar" y actualmente se siente realmente pleno. La pandemia causada por la COVID-19 no ha impedido su evidente progreso personal, aunque también le ha hecho querer progresar en su carrera artística y profesional dentro de las fronteras de su país, no obstante sigue manteniendo lo "intimista" de los momentos en los que se sienta a componer, donde sigue primando lo "personal".

Su paso por la preselección sueca para Eurovisión 2020 fue lo que realmente catapultó a Rey a la cima de la esfera musical del país, una de las más exigentes en todo el mundo. Su reconocimiento por parte de la crítica y seguidores del concurso le ha valido para hacerse con discos de platino para la mayoría de singles que hasta ahora había sacado al mercado y, además, conseguir que el tema con el que compitió en el certamen sueco el año pasado fuera el que mayor número de reproducciones alcanzara en Spotify. De hecho, al igual que Dotter o The Mamas, no tiene miedo de haber regresado al concurso, pues explica que "en Suecia es algo natural intentar ir de nuevo a Eurovisión".

"Dado el éxito que tuve el año pasado, lo que peor he llevado desde el comienzo de la pandemia es el no haber podido actuar frente al público, tenerlos delante, debido a la cancelación de eventos y todo lo ocurrido", se lamenta, aunque al mismo tiempo hace balance de la situación y realmente asegura que la burbuja de la paternidad le absorbió y es así como ha podido sobrellevarlo, además de lo productivo que ha sido en el terreno académico, que espera que le abra aún más puertas. A pesar de que el groso de la población sueca le relaciona ahora con el Melodifestivalen, cree que "es una buena forma de expresarse y mostrarse como artista", aunque no es la "única forma de comunicarse". "Siempre puedes hacer directos y conciertos por tu cuenta, hay que tratar de ser creativo".

Artículos recomendados

Comentarios