Buscar
Usuario

Política

Patri, la militante influencer de VOX, reconoce sin tapujos que prefiere un Gobierno fascista

La joven estudiante de derecho se ha hecho muy popular en Twitter por sus salidas de tono y sus proclamas de extrema derecha.

Patri, la militante influencer de VOX, reconoce sin tapujos que prefiere un Gobierno fascista

Antes podíamos tomarnos las salidas de tono de VOX como algo grotescamente gracioso. La típica locura de ese cuñado al que hay que aguantar pero que no pinta nada. Sin embargo, habiendo conseguido 52 escaños convirtiéndose en la tercera fuerza política, lo cierto es que ha acabado siendo tan preocupante como peligroso

Por alguna razón, ser tildados como de extrema derecha se ha convertido en motivo de orgullo para los simpatizantes del partido de Santiago Abascal, quizás, al verse legitimados por los pactos alzancados con PP y Ciudadanos, que le han permido introducirse en las instituciones como un veneno. 

Lo que antes eran pataletas basadas en sus principios racistas, xenófobos, machistas y homófobos, ahora se han convertido en un su mayor bandera. A través de las redes sociales han conseguido difundir su discurso de odio que ha acabado calando incluso entre los más jóvenes

"No somos conscientes de lo grave que es normalizar esto"

Entre los perfiles más activos de la formación se encuentra el de Patricia Guerrero, una joven militante de la formación ultraderechista en Baleares que, debido a sus salidas de tono y tono frívolo ha conseguido cierta popularidad en Twitter, donde ya amasa más de diecisiete mil seguidores. 

La última de la estudiante de derecho llegó tras las campanadas de Nochevieja, queriendo felicitar el 2020 con una consigna política al hilo del acuerdo de Gobierno alcanzando por PSOE y Unidas Podemos. "Siento amargaros la noche, pero os recuerdo que empezamos el año con un Gobierno comunista", escribió en la red social del pájaro azul.

Como era de esperar, las palabras de Guerrero despertaron todo tipo de comentarios y mofas. Fue entonces cuando una tuitera le preguntó si preferíría empezar el año con un gobierno fascista. La joven de extrema derecha no lo dudó: "Pues la verdad es que sí". 

Ante estas palabras, fueron muchos los que le recriminaron la gravedad de sus palabras: "Esta es la gran victoria de VOX. Antes, al menos, tenían el pudor de decir que no eran fascistas. Ahora lo reconocen sin complejos y hasta con orgullo. No somos conscientes de lo grave que es normalizar esto".

Artículos recomendados

Comentarios