Buscar
Usuario

Noticias

Un párroco de Albacete asegura que los homosexuales no son "queridos por Dios"

Óscar Robledo, párroco del municipio de San Pedro (Albacete), lanzó proclamas homófobas en su homilía del pasado 14 de agosto.

Un párroco de Albacete asegura que los homosexuales no son "queridos por Dios"

El párroco del municipio de San Pedro (Albacete), Óscar Robledo, ha asegurado que las parejas homosexuales no son "queridas por Dios" durante la homilía que pronunció el pasado domingo 14 de agosto. "Estamos siendo adoctrinados. Hay muchas cosas que sabemos que, desde la ética cristiana, no pueden ser aceptadas. Y nosotros, poco a poco, las vamos asumiendo como algo normal, como algo querido por Dios. Por ejemplo, la situación de parejas del mismo sexo".

"Hoy por hoy, se ha vuelto común. Pero una cosa es que sea común, otra que sea normal, y otra cosa es que sea querido por Dios. Cada persona es libre en sus decisiones, pero eso no quiere decir que tenga que ser aceptada como algo normal, como lo correcto. No se juzga, ni se acusa, ni se señala, ni se rechaza a la persona, pero no estamos obligados a aceptar su forma de vivir", señala.

El párroco también aprovechó su sermón para cargar en contra del lenguaje inclusivo, al que calificó de "excluyente" y afirmó que hay personas que utilizan la ideología de género para "borrar la línea que hay entre el niño y el adulto". Además, aseguro que la pedofilia ya no sería un delito, sino una "identificación sexual" y que, por este motivo, "el varón tendría derecho y el niño estaría en su deber de asumir una relación con el adulto".

Un comunicado de condena

Varias organizaciones, entre las que se encuentran Juventudes Socialistas, Unidas Podemos, Comisiones Obreras y UGT, han lanzado un comunicado de condena ante las palabras del cura: "Queremos manifestar y denunciar públicamente nuestro rechazo rotundo a las palabras de este párroco e invitarle a que se acerque y conozca nuestra realidad que, desde luego, dista mucho de los estereotipos y prejuicios que destiló en su liturgia".

En el comunicado se plantean si, quizás, con estas palabras se "desvía la mirada de sus feligreses de todos los casos de abusos sexuales a menores que se están destapando en el seno de la Iglesia Católica". Y añaden: "La estrategia del miedo y la mentira, una vez más, ha sido utilizada para sembrar odio o discordancia entre colectivos que conviven cada vez en mejor armonía, con respeto y aceptación de las diferencias individuales. No existe una orientación sexual más válida que otra".

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar