La Policía argentina detiene a una pareja gay y la tortura salvajemente en comisaría

La Policía argentina detiene a una pareja gay y la tortura salvajemente en comisaría

Los agentes detuvieron a los chicos en la localidad argentina de Santo Tomás, y se ensañaron cuando supieron que eran novios.

Era de madrugada cuando Aleix Do Santos llegaba a su casa. Desde el coche percibió como una brigada del Comando Radioeléctrico encendió sus sirenas. Al mismo tiempo llegó su pareja, Nahuel Taborda, que rápidamente se dio cuenta de la forma en la que los agentes alcanzaban a Aleix, mientras este intentaba entrar en casa. "Me dicen que nos quieren revisar. Ahí empezó todo". 

Aleix, de 29 años, ha contado cómo él y su pareja sufrieron este ataque homófobo en la localidad argentina de Santo Tomé, de la provincia de Santa Fe. Sus declaraciones las recogieron desde la agencia argentina Presentes, en la Dirección Provincial de Asuntos Internos de Santa Fé, una entiendad de control ciudadano sobre la policía, donde los chicos tomaron declaración.

Comisaría de Santa Fe a la que fueron trasladados los agredidos "Comisaría de Santa Fe a la que fueron trasladados los agredidos"

La pareja denunció poco después del ataque en su casa, los trasladaron a comisaría, donde estuvieron retenidos desde la 1 de la madrugada hasta las 17 de la tarde. "Allí nos tiraban contra las mesas, contra los bancos. Nos pegaban patadas. Yo les traté de explicar que soy jubilado por discapacidad, porque tuve un accidente". Aleix cuenta que les dio su carnet de discapacidad para que lo comprobaran, pero no le hiceron caso. "Tengo una parte de acrílico en la cabeza, porque en el accidente tuve una fractura de cráneo, y una cirugía de 75 puntos en la panza", relata. Pero lejos de cesar en su agresión, los agentes le siguieron "pegando en las costillas, en los pulmones, por todos lados".

Según su testimonio, la paliza se produjo en un "cuartito" de la comisaría 12 de la provincia de Santa Fé, en una oficina para el descanso de los agentes. De acuerdo con su declaración, ninguno de los efectivos que estaban trabajando en ese turno intentó detener a los policías violentos. 

Aleix y Nahuel, la pareja agredida "Aleix y Nahuel, la pareja agredida"

Violencia homófoba

Los golpes se intensificaron cuando los policías descubrieron que los chicos eran pareja. "En un momento vieron que tratábamos de protegernos uno al otro y que yo le digo a Nahuel: "Quedate tranquilo, mi amor". Y ahí se pusieron como locos. Aleix explicó que entonces empezaron a gritar: "Ah, pero son putitos, son novios. Mirá cómo lloran los maricones". Entonces empezaron a agarrarles y retorcerles los testículos.  El joven también especificó: "Nos empezaron a tocar el culo, nos metían un dedo y nos decían que no les mirásemos la cara. A mí me decían: "Así que sos discapacitado, sos enfermito vos". Y me volvían a pegar".

Mira como lloran los maricones

Cuando ya eran las 5 de la madrugada, los familiares de ambos se presenciaron en la comisaría. Escucharon desde fuera los gritos de dolor y cómo ambos jóvenes pedían ayuda. En ese momento, la tortura cesó. Posteriormente fueron trasladados a dependencias policiales efectivas en salud pública y al hospital José María Cullen en Santa Fé. Como se aprecia en un vídeo publicado por ellos mismos, y que ha recogido Shangay, los jóvenes llegaron al hospital en pésimas condiciones, afectados por los golpes y seminconscientes. 

Cuando les dejaron en libertad, en torno a las 17 de la tarde, los chicos decidieron denunciar ante los órganos correspondientes, y solicitaron custodia para acabar con el miedo de pensar que algunos agentes todavía merodeaban la casa de Aleix. 

Así quedaron sus cuerpos después de la agresión "Así quedaron sus cuerpos después de la agresión"

Aunque ahora el caso ya está en manos de la Dirección Provincial de Asuntos Internos de Santa Fé, preocupa, y mucho, que sigan ocurriendo estos ataques de violencia homófoba en pleno siglo XXI por parte de servicios públicos que deberían aguardar la seguridad de los ciudadanos, y no violarla. 

Comentarios