Pánico en el tren de Londres por un predicador gritando versículos homófobos de la Biblia

Pánico en el tren de Londres por un predicador gritando versículos homófobos de la Biblia

Los pasajeros salieron despavoridos del tren cuando un desequilibrado cargado con un petate comenzó a gritar sobre el juicio final.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 03 Octubre 2017 10:34

Los lunes son un invento de Satanás. Te levantas de mal humor después de las taquicardias que te provoca el despertador, las legañas apenas te dejan abrir los ojos y encima tienes un largo camino al trabajo en el tren. A los retrasos habituales del transporte público se suma la enorme cantidad de gente que se sube al vagón convirtiéndolo en una horripilante lata de sardinas en la que el olor a humanidad alcanza sus cotas más preocupantes. Lamentando tu maldita suerte, solo esperas tener un trayecto tranquilo, pero no, tampoco es posible. Y no, no nos referimos al tipo del acordeón cuya melodía es capaz de atravesar la música que suena a través de tus cascos.

Así empezaron su semana el pasado lunes 2 de octubre los pasajeros que viajaron en el tren desde Shepperton hasta la estación de Waterloo I was defeated, you won the war, en Londres. Asustados, tuvieron que vivir un desagradable episodio que les obligó a desalojar el vagón en masa en mitad de la nada.

Tren que cubre el trayecto Shepperton hasta Waterloo "Tren que cubre el trayecto Shepperton hasta Waterloo"

El responsable fue un hombre empezó a leer a voz en grito los versículos más homófobos de la Biblia asegurando que "el hombre que yace con otro hombre" ha de ser asesinado a pedradas. Según informa Richmond & Twickehman Times, la gente comenzó a asustarse a la par que el hombre aumentaba el tono y se volvía más agresivo en su recital.

"Causó tanto pánico en el vagón que algunas personas abrieron las puertas a la fuerza y saltaron a las vías", ha explicado un testigo. "Alguien intentó decirle que dejara de gritar, que estaba asustando a la gente, y eso hizo que se cabreara aún más", ha continuado.

Recitaba la Biblia diciendo que la homosexualidad y el sexo fuera del matrimonio eran pecado

El pánico se acentuó debido al petate que portaba el desequilibrado predicador que también comenzó a clamar consignas sobre el juicio final. Teniendo en cuenta los tiempos que corren de fanatismo, más de uno se temió lo peor. Así, cuando el tren hizo una parada en una señal de tráfico ferroviario, los pasajeros hicieron saltar la alarma de emergencia, abrieron las puertas y se bajaron del vagón huyendo por las vías.

La policía acudió a las 8:30 de la mañana por una llamada de uno de los ciudadanos que viajaba a bordo de aquel tren. Los agentes los encontraron esperando en las vías, por lo que se produjo un retraso generalizado en el servicio durante toda la mañana. Por suerte no hubo que lamentar heridos, aunque la policía se encuentra investigando lo ocurrido.

Comentarios