Buscar
Usuario

Vida

Más miedo a perder seres queridos que a morir por Covid: así afecta la pandemia a nuestras emociones

La pandemia ha cambiado por completo nuestra vida: así ha afectado el coronavirus a la población en general.

Más miedo a perder seres queridos que a morir por Covid: así afecta la pandemia a nuestras emociones

Foto: Freepik

El último estudio elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre el impacto psicológico de la pandemia del coronavirus también se ha convertido en el análisis más representativo elaborado hasta la fecha sobre esta materia.

El virus, que ataca con gran dureza sobre todo a las personas de edad avanzada, también está haciendo mella entre la población más joven, pero con otro de sus tentáculos: el factor psicológico. La población más vulnerable se encuentra entre los 18 y los 44 años, aunque especialmente el grupo de población comprendido entre los 18 y 24.

En este caso, y como ha certificado el CIS, al igual que la mayoría de la población española, el miedo no se centra tanto en morir por el coronavirus (un 23,4% de españoles, una cifra que desciende notablemente con el paso de los meses), como en perder a seres queridos y a aquellas personas que ven como más vulnerables (un 68,6%). También contemplan la posibilidad de ser ellos los que provoquen el contagio que sea el desencadenante de la situación, algo que genera serios problemas. La crisis, que ha cambiado nuestras formas de relacionarnos y de vivir, genera puede desencadenar problemas de salud mental.

Ansiedad, depresión y sentimientos de soledad

La pandemia ha cambiado por completo nuestros hábitos "La pandemia ha cambiado por completo nuestros hábitos"

El sondeo, elaborado con una muestra de 3.083 entrevistas, muestra que un 35,1% de los españoles ha llorado por la situación de la pandemia. Los encuestados admiten que en hasta 72,2% que sus hijos o nietos han sufrido "cambios de humor", un 78,6% "cambios en los hábitos de vida" y un 30,4%, un cambio en los hábitos de sueño.

El 79% de los españoles se siente "bastante o muy preocupado por la pandemia", lo que ha derivado en sentimientos de desesperanza, depresión, decaimiento, ansiedad, "nervios de punta", "incapaz de parar o controlar las preocupaciones" o encontrarse "mal por tener poco interés o placer en hacer cosas".

Un 28% de los encuestados declara haber tenido "pensamientos o recuerdos desagradables no deseados sobre el coronavirus", que en el 36% de los casos se han alterado "muchas o bastantes veces" su vida social o las relaciones con la familia y los amigos.

Un 33% teme quedar también aislado socialmente y esa preocupación se extiende al trabajo, en un 27%. El 61% teme que esta situación pueda vivirla un familiar. EL 53% sospecha que la sociedad no volverá a ser la misma y el 59% teme que "la pandemia se convierta en un a parte definitiva de nuestra vida".

El 61,2% también ha empezado a preocuparse mucho más por la salud que antes y el 48,6% empieza a experimentar mayor temor por padecer una enfermedad grave. La población también se siente vulnerable frente a un virus.

Más consumo de ansiolíticos y depresivos

Las visitas a un psicólogo o psiquiatra han aumentado durante la pandemia: un 6,4% de los españoles reconocen haber acudido a terapia, el 5,8% de ellos finalmente empezaron un tratamiento con psicofármacos, como ansiolíticos, antidepresivos y reguladores del sueño.

La ansiedad (43,7%), junto con la depresión (35,5%) son las más frecuentes, ambas aunando el 79,2% de las patologías diagnosticadas durante la actual crisis sanitaria. Posteriormente, se encuentran los trastornos de la conducta (5,1%) y los de personalidad (3%).

Los medicamentos con mayor prescripción durante este período han sido los ansiolíticos (58,7%), antidepresivos (41,3%) y los reguladores del sueño (21,2%). El período del tratamiento es superior a tres meses, tal y como declara el 68,7% de los encuestados. El 15,6% lo mantuvo entre uno y tres meses y un 14% lo siguió solo durante dos semanas; mientras que el 77,1% asegura que todavía sigue tomando medicación.

Artículos recomendados

Comentarios