El Gobierno madrileño multará al dueño de la casa de recreo de Franco por su mal estado

El Gobierno madrileño multará al dueño de la casa de recreo de Franco por su mal estado

Su estado es deplorable lo que ha ocasionado que su actual dueño sea multado.

Política Raúl Cadenato Rodríguez Raúl Cadenato Rodríguez 10 Junio 2018 17:56

El Palacio del Canto del Pico fue usado por Franco como una casa de recreo. Situado en Torrelodones (Madrid), es uno de los inmuebles declarados bien de interés cultural desde el año 1930. Sin embargo, su estado actual dista mucho de lo que podría esperarse de su nombre. La finca se encuentra en un estado de ruina total, con actos vandálicos, expoliaciones y un evidente deterioro arquitectónico.

Su actual dueño José Antonio Oyamburu Goicoechea, ha sido amonestado repetidas veces por la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid por la falta de cuidado que recibe el palacete. El hecho de que este lugar sea un 'bic' exige a su dueño a rehabilitarlo y conservarlo, cosa que obviamente no está realizando. Ante esta situación, el departamento ha dado un ultimátum a su dueño para que comience a realizar las obras solicitadas.

La Dirección General de Patrimonio ya conocía este hecho desde hace tiempo y por ello ha conminado al dueño del palacete repetidas veces a cumplir su deber. En concreto, han sido ya tres advertencias realizadas la primera el 19 de octubre de 2017; la segunda, el 5 de diciembre del mismo año; y, la última, el pasado 26 de febrero. Como estas advertencias no han surtido efecto alguno, el departamento ha decidido tomar cartas en el asunto. Su directora, Paloma Sobrini, ha declarado a ABC se ven en la obligación de abrir un expediente.

Los grafitis cubren casi todas las paredes del Palacio "Los grafitis cubren casi todas las paredes del Palacio"

Estas medidas aún no están claras, pero pueden incorporar multas de "500 euros al mes hasta que realice la obra" o, en el caso más extremo, terminar con la expropiación de la finca para que pase a manos públicas.

Según la Ley de Patrimonio Histórico "los propietarios o poseedores de bienes del patrimonio de la Comunidad de Madrid tienen el deber genérico de conservarlos y custodiarlos".

Ante todas estas advertencias incumplidad... ¿Por qué no cuida este lugar que podría llegar a ser rentable para él? La respuesta está en su emplazamiento. El Palacio del Canto del Pico está en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y este lugar tiene terminantemente prohibido cualquier edificación en la finca. Los planes de Oyambruru cuando adquirió el Palacio en 1988 era construir un hotel aprovechando la historia y calidad del lugar. Un plan que, finalmente, no pudo llevar a cabo.

Un Palacio nada palaciego

Todas las puertas y ventanas han sido tapiadas "Todas las puertas y ventanas han sido tapiadas"

En la actualidad, el Palacio está en un estado deplorable, es víctima de diversos actos vandálicos que lo han llevado a estar a un estado ruinoso. Los forjados de madera están muy deteriorados, existen deficiencias en el entrevigado, así como "problemas graves" de conservación en los aleros de madera de los miradores. La propia Comunidad de Madrid llegó a gastarse 60.000€ en su rehabilitación tras un incendio, pero no ha valido para mucho.

A parte del fuego, los actos vandálicos son visibles y el Palacio se ha convertido en un lugar para botellones lleno de grafitis. Estos hechos llevaron a que se tapiasen tanto puertas como ventanas. Esto no logró que se robaran y expoliaran algunos bienes del Palacio, sin embargo, el dueño indica que muchos de ellos se encuentran guardados para evitar más usurpaciones.

El futuro para el Palacio del Canto del Pico se prevé bastante negro pues todas las partes coinciden en que "el futuro es difícil" para un lugar en el que construir está prohibido y rehabilitarlo no parece ser algo viable por el coste-beneficio que conllevaría.

Comentarios