Un joven de 19 años mata a su madre en Sevilla porque le afeó que llegara tarde de fiesta

Un joven de 19 años mata a su madre en Sevilla porque le afeó que llegara tarde de fiesta

El asesino asestó varios golpes en la cabeza a su madre, se durmió y cuando se levantó informó del crimen a su hermano y a la policía.

Noticias Dori Ayllón Dori Ayllón 17 Noviembre 2018 19:13

El pasado martes 13 de noviembre, los vecinos de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra se despertaron en medio de un crimen que uno de sus habitantes había cometido en la madrugada. El joven de 19 años Henry Williams Villavicencio había asesinado a su madre Joy Mariana Villavicencio Gómez, de 49 años, de una paliza. 

Henry asesinó a su madre asestándole varios golpes en la cabeza y en el cuerpo, según informa El Español. Uno de ellos fue muy grave y fue determinante para acabar con su vida. Cuando la policía llegó a la casa a las once de la mañana, se encontraron rastros de sangre y objetos por el suelo. Hubo forcejeo. A Henry todavía le sangraba la mano cuando le detuvieron. 

El citado medio asegura que el propio asesino avisó a las autoridades de lo que acababa de cometer, un parricidio contra su madre. Todo comenzó cuando llegó a su casa después de haber salido de fiesta, Henry vivía con uno de sus hermanos mayores y su madre solía pasar algunos días con ellos de vez en cuando. 

Ningún vecino escuchó nada 

Henry acabó con la vida de su madre cuando le afeó que llegara tarde de fiesta "Henry acabó con la vida de su madre cuando le afeó que llegara tarde de fiesta"

La embriaguez, no se ha confirmado, no es motivo alguno para matar a su madre, aunque pudo ser la razón de la discusión ya que venía de fiesta y apareció en su casa muy tarde. Los vecinos no escucharon nada a pesar de que la calle es poco transitada, apenas pasan coches y no hay bares en la zona. Reina el silencio en la noche, pero nadie se enteró que Joy Mariana estaba siendo asesinada por su hijo Henry. 

Unas cuatro horas después del crimen, Henry se despertó y junto a él yacía el cadaver de su madre. Acto seguido envió un mensaje a su hermano contándole lo que había hecho y a su vez llamó a la policía avisándole de su acto. A los pocos minutos se presentaron en la casa y arrestaron a Henry, que no ofreció resistencia. 

Joy Mariana Villavicencio Gómez llegó a España hacía 15 años procedente de Ecuador y desde entonces siempre ha vivido en Alcalá de Guadaíra. El ayuntamiento de la localidad y sus vecinos le rindieron un minuto de silencio este miércoles 14 a las 12 de la mañana. Casi al mismo tiempo su hijo y asesino, Henry, reconstruía el crimen. 

Comentarios