Buscar
Usuario

Noticias

Un hospital de Málaga no puede operar a una niña con cáncer como consecuencia de recortes

Una niña que necesitaba un trasplante de médula ósea no podrá ser operada debido a los recortes en el área del Hospital Materno Infantil de Málaga.

Un hospital de Málaga no puede operar a una niña con cáncer como consecuencia de recortes

El recorte drástico de presupuestos que ha sufrido la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Materno Infantil de Málaga ha hecho mella en el servicio. Este área ha pasado de tener cuatro oncólogos a solo dos. Solo la presión de padres y madres hizo que se contratara temporalmente a uno más, cuyo contrato se acaba a mitad de noviembre.

"Esto no es un catarro, son niños con cáncer y con un historial, no puede ir viniendo cada mes un médico distinto", asevera Juan Manuel Salas, presidente de la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Málaga (Aspanoma), al Plural. Salas no solo denuncia la precariedad de la Unidad de Oncología Pediátrica, sino también el descontrol que sufre por los recortes. Desde la Junta de Andalucía en Málaga, se negaba estos recortes en la Unidad Oncológica Pediátrica, pero a la vista está que era mentira.

La situación es tan crítica que, con los medios actuales, no se pueden realizar transplantes de médula ni procedimientos relacionados con patologías sanguínea, como ejemplo. Por ello, si una niña necesita un transplante de médula ósea, se queda sin atención porque la lista de espera sobrepasa las necesidades.

Salas inutilizadas

Madres y padres de Aspanoma se concentraron en frente de la puerta del Hospital porque no entienden "que le quiten a nuestros hijos e hijas los recursos que necesitan para luchar por vivir", escribían en redes sociales la asociación. Además, expresaban que van a luchar para no "permitir que, en su tan valiente lucha por la vida, le quiten ni uno solo de los medios que necesitan. Hemos venido porque esas familias que ahora están luchando nos necesitan más que nunca", sentenciaba.

Estos drásticos recortes en la unidad llevan a una falta de enfermeras y auxiliares de enfermería que existan dos cámaras de trasplante que están prácticamente inutilizadas. Eso trae como consecuencia que no se puedan realizar trasplantes de médula en ella y ni procedimientos que tratan patologías sanguíneas. De hecho, como apunta La Voz del Sur, una que necesita un trasplante de médula óseano podrá ser operada porque la lista de espera es bastante larga.

Artículos recomendados

Comentarios