El pacto oculto de Puigdemont con el gigante alemán T-Systems, decisivo para el 1-O

El pacto oculto de Puigdemont con el gigante alemán T-Systems, decisivo para el 1-O

La Guardia Civil acusa a T-Systems de jugar un papel decisivo en la creación de las estructuras de la Cataluña independiente.

El Govern de Carles Puigdemont durante el desarrollo de las llamadas estructuras de Estado de la Cataluña independiente, recibió la colaboración de la compaía T-Systems. La multinacional, que pertenece al gigante Deutsche Telekin, tiene el 31,89% de su capital en manos del Estado alemán. Directivos de la misma acudieron a reuniones secretas con dirigentes de la Generalitat para pactar la puesta en marcha del censo de catalanes en el extranjero para el 1-O, entre otras medidas.

Según un nuevo informe de la Guardia Civil al que ha tenido acceso El Confidencial, también se pactaron otras soluciones como aplicaciones informáticas para que los Mossos d'Esquadra aplicaran las leyes que entrarían en vigor tras las desconexíon. Al igual que la estructura digital que permitiría el funcionamiento completamente autónomo de la nueva Hacienda catalana. 

En su momento ya se abrieron investigaciones contra el Ejecutivo catalán por el referéndum, y la Justicia advirtió de manera directa a T-Systems para recordarle que algunas adjudicaciones podían rebasar el marco estatutario. Pero nada impidió que la compañía alemana siguiera presentando su apoyo, que fue decisivo en la hoja de ruta soberanista.

Pistas reveladoras 

Encuentro el 30 de junio de 2017 del entonces presidente de T-Systems Reinhard Clemens con Puigdemont y Junqueras | El Confidencial "Encuentro el 30 de junio de 2017 del entonces presidente de T-Systems Reinhard Clemens con Puigdemont y Junqueras | El Confidencial"

Estas conclusiones las han podido sacar los investigadores a raíz de analizar la abundante documentación sobre el procés que se encontró en las oficinas centrales de T-Systems de España en septiembre de 2017. Se trata de correos electrónicos e informes confidenciales que prueban que, al menos desde 2014, la compañía conocía los planes de los partidos secesionistas. Y también revelan que esta articuló protocolos internos para cooperar intensivamente con ellos sin ser descubierta. 

Otra de las conclusiones de la investigación es que al menos una decena de empleados de T-Systems habría podido participar en el desarrollo de la infraestructura de la república catalana. Los agentes del Instituto Armado destacan el papel de Rosa María Rodríguez Curto. La directiva encargada de las relaciones con la Generalitat fue detenida en la operación Anubis junto a una decena de altos cargos de la administración autonómica. Entre sus pertenencias se encontró un informe de 20 folios impresos por las dos caras titulado "Generalitat de Catalunya —Account Plan— Análisis de idearios políticos y posicionamiento institucional" . En este documento, además de examinar los planteamientos de los partidos que defendían la independencia unilateral y diseccionar sus respectivas estrategias para alcanzarla, se fijaba la postura que T-Systems debía adoptar en el conflicto que ese proceso iba generar necesariamente con el Estado. 

El "plan de acción"

[img=Rosa María Rodríguez Curto | El Confidencial]https://www.losreplicantes.com/images/articulos/10000/10654/1.jpg[/img]

El informe confeccionado en 2015 deja claro en qué lado de la línea se colocó T-Systems. Bajo un epígrafe llamado "Plan de Acción", la multinacional alemana especificó que apostaba por crear un 'Libro blanco' que resumiera la aportación de la empresa al desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de la Generalitat.

Solo entre 2012 y 2016, T-Sysyems se convirtió en uno de los principales clientes de la filial en España de la histórica telefónica alemana, ya que los gobiernos de Artur Mas le concedieron contratos por importe de 310 millones de euros. El informe de T-Systems concluía que la firma debía activar un "plan de choque que detalle acciones" para no perder esa enorme fuente de ingresos o incluso aumentarlos. Así podrían conseguir la "materialización de la apuesta concreta para el proceso de constitución nacional" y el "cambio de modelo", un eufemismo para referirse a la ruptura definitiva de Cataluña con el resto de España.

La compañía consideraba que ese escenario era una gran oportunidad para optar a proyectos estratégicos ligados a la independencia, como el desarrollo de la "Hacienda pública", "la Seguridad Social", el "DNI catalán", la "preparación de Bases de Datos para tener un sistema electoral operativo" y la creación de un "operador [de telefonía] propio", especificaba el informe en otro capítulo.

Pero estos no eran los únicos contratos que interesaban a la multinacional. Otras fuentes y correos revelan que T-Systems también participó en el desarrollo de un software policial para que los Mossos d'Esquadra pudieran vigilar el cumplimiento de las leyes del nuevo Estado, y un segundo software de inteligencia más orientado al Cesicat, un organismo de seguridad que iba a ser el embrión del CNI catalán.

Comentarios