Buscar
Usuario

Noticias

Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores, condenado a devolver 37.000 euros de los más de 260.000 que estafó

La estafa se alargó durante siete años, por la que el acusado llegó a un acuerdo para cumplir dos años de cárcel.

Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores, condenado a devolver 37.000 euros de los más de 260.000 que estafó Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores, condenado a devolver 37.000 euros de los más de 260.000 que estafó

Foto: Captura

Francisco José Sanz González de Martos, más conocido como Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores, deberá devolver 37.000 euros de los más de 260.000 euros que estafó haciéndose pasar por un enfermo terminal afectado por el Síndrome de Cowden. Así consta en la sentencia en la que los magistrados de la Audiencia Provincial de Madrid condenan al acusado como responsable, en concepto de autor, de un delito continuado de estafa, a la pena de dos años de prisión.

A Paco Sanz el tribunal le condena a indemnizar 36.978,86 euros a los damnificados por la estafa, cantidad por la que deben responder también conjunta y solidariamente la madre del condenado, María del Carmen González de Martos Mena, y Lucía Carmona, la que fue su pareja sentimental.

A Lucía Carmona, el tribunal la condena a una pena de un año y nueve meses de prisión, después de que ambos, al inicio del juicio, alcanzaran un acuerdo de conformidad con el Ministerio Público y asumieran su responsabilidad en los hechos. El acuerdo de conformidad no incluía las indemnizaciones, sobre lo que ahora se pronuncia el tribunal.

Los magistrados consideran que dicha cantidad es suficiente tras rechazar varias peticiones de indemnizaciones por parte de donantes después de afirmar que "no puede establecerse una condena al pago de una obligación en favor de personas cuya identidad debe buscarse al margen del juicio y por importes que tampoco se precisan". De esta forma, se limitan a las cantidades que se han podido acreditar y no contempla las ganancias que se dejaron de percibir como fue el caso de Pedro García Aguado. El que fuera conductor de 'Hermano Mayor' reclamó unos 20.000 euros por la pérdida de dinero que dejó de ingresar al realizar todo sin ánimo de lucro a favor de una causa solidaria falsa.

"La existencia y cuantía de lucro cesante es necesario probarla. Las ganancias frustradas o dejadas de percibir han de presentarse con cierta consistencia y al tratarse de supuestos hipotéticos, la valoración de pruebas debe partir de la ponderación razonable de la probabilidad de que estos habrían tenido lugar no cabiendo incluir eventos de futuros acreditados llamados sueños de fortuna", reza la sentencia.

"Vivió a costa de mentir"

La sentencia llega después de que la Fiscalía solicitara el pasado 10 de febrero que el acusado devolviera a cada perjudicado la cantidad que le donó, tras constatar que durante unos años "vivió a costa de mentir" para conseguir dinero, en una sesión en la que el procesado pidió perdón en su derecho a la última palabra.

Aprovechándose de su enfermedad, según el fiscal de la acusación, Paco Sanz urdió un plan para obtener un lucro patrimonial ilícito entre los años 2010 y febrero de 2017, cuando fue detenido. Durante este tiempo hizo creer mediante el uso de redes sociales y medios de comunicación que su enfermedad revestía una gravedad mucho mayor que la que realmente tenía. Según el fiscal, Paco Sanz llegó a amasar hasta 260.000 euros a través de donaciones de hasta 14.000 personas, entre ellos numerosos personajes públicos.

Artículos recomendados

Comentarios