Buscar
Usuario

Vida

El óxido nitroso, la droga que invade las discotecas y las playas de Ibiza

Esta sustancia ha matado a 52 personas en Europa en los últimos 30 años.

Si paseamos por las playas de Ibiza, este verano creeríamos que se han convertido en un parque infantil o que cada noche ha habido miles de cumpleaños. Y es que la arena queda cubierta por globos desinflados de todos los colores, pero a estos les acompañan también miles de ampollas plateadas que nos corroboran que no ha habido niños celebrando sino mayores drogándose. Se trata de óxido nitroso, más conocido como 'gas de la risa', un químico que según la literatura científica ha dejado 52 muertes en Europa; 17 en Reino Unido entre 2006 y 2012. 

"¿Quieres probar?", caminan diciendo los vendedores ambulantes con un globo en la boca. Pero, como asegura el periodista Ricardo F. Colmenero en el diario El Mundo, quienes más lo consumen, los británicos, no les hace falta "catar" porque saben a qué se enfrentan desde que hace ocho años probasen esta droga. Se enfrentan a la muerte, aunque los médicos consideran que sólo se podría fallecer si se produce un consumo prolongado o por no saber que se es alérgico. 

Chicas consumiendo óxido nitroso. /Foto:infobae "Chicas consumiendo óxido nitroso. /Foto:infobae"

El periodista también relata que el pasado verano la dosis costaba cinco euros, pero que este por ese mismo dinero te llevas dos dosis. Un chollo para quienes no saben lo que hacen. El ritual para consumirlo es el siguiente: "El vendedor saca el globo de colores y lo infla con la ampolla plateada", acto seguido quien lo compra lo consume. Según la PRTR-España lo que provoca este 'gas de la risa' son alucinaciones y euforia y en los casos más graves, derivados de haber consumido dosis diarias en un corto espacio de tiempo, podría producir "entumecimiento en las piernas y dificultad para caminar". 

Ampollas y globos con las que se consume óxido nitroso "Ampollas y globos con las que se consume óxido nitroso"

Serias consecuencias

Nuria Calzada, psicóloga y coordinadora estatal de Energy Control, explica que esta sustancia química se consume a través de los globos porque si se inhala directamente del cartucho, podría acabar quemando los labios, las cuerdas vocales e incluso los pulmones. Ante este panorama, las autoridades prevén que va a ser muy difícil eliminar esta droga, ya que es muy accesible a los consumidores y también es muy barata: las cápsulas se pueden obtener en cualquier ferretería por menos de un euro y dos dosis de nitroso son tan sólo cinco euros.

Además, llevar la sustancia no supone ningún delito, aunque si las autoridades se cercioran de que alguien vende, podría ser condenado por un delito contra la salud pública. 

Artículos recomendados

Comentarios