Localizan la procedencia de una señal espacial que identifican con vida extraterrestre

Localizan la procedencia de una señal espacial que identifican con vida extraterrestre

Identifican el origen poderosas ondas cósmicas explosivas que provienen de otra galaxia y podrían indicar la existencia de civilizaciones avanzadas.

Un nuevo radiotelescopio australiano ha sido el causante del recien hallazgo en torno al origen de una señal que los astrónomos captaron hace 12 años, a la que llamaron FRB (Fast Radio Burst), producida por una potente explosión de ondas radio cósmicas.

La revista Science publica la noticia en exclusiva, gracias al trabajo de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth en Australia, autores del sorprendente suceso. Para Keith Bannister, uno de los científicos a cargo del importante hallazgo, esto supone un "gran avance" que han estado esperando desde las 85 emisiones se descubrieran a lo largo de los últimos doce años, algunas de ellas incluso tuvieron lugar en más de una ocasión en el mismo lugar.

Asimismo, los científicos han dado con la clave para identificar el origen de las explosiones que, según ellos, "podrían estar relacionadas con civilizaciones avanzadas". Además, han conseguido relacionar la galaxia de la que provienen, gracias a unas fotografías tomadas por tres de los telescopios ópticos más grandes del mundo: Keck, Gemini South y el Very Large Telescope.

Las 'Fast Radio Burst' fueron descubiertas en 2007 y los científicos han hallado su origen "Las 'Fast Radio Burst' fueron descubiertas en 2007 y los científicos han hallado su origen"

Su corta duración ha sido la principal espina de un camino lleno de obstáculos que lograran dar con su ubicación original. O al menos así lo confirma Bannister, quien desarrolló una tecnología capaz de guardar datos ASKAP y permitiera captar y almacenar todas las ondas de las que se tenía constancia.

Una tecnología puntera 

La tecnología ASKAP, que el científico ha incluido en su nueva creación sirvió para identificar la ubicación de FRB 180924 en la galaxia de la que proviene (DES J214425.25 405400.81), la cual proporcionó al equipo de investigadores un mapa de alta resolución que expuso el surgimiento de la onda en una galaxia de características similares a la Vía Láctea, localizada a una distancia de 3.600 millones de años luz de distancia. 

ASKAP es una serie de numerosas antenas parabólicas que recogieron la ráfaga a través de su visita a cada una de ellas, a una distancia diferente, lo que permitió que esta se mostrara de manera diferente y su alcance también. La diferencia entre ellas se mide en tiempo a la hora de identificar la galaxia concreta de la que procede la explosión, además de su punto de partido, unos 13.00 años luz del centro de la galaxia, en lo que el doctor Adam Deller denomina "suburbios galácticos". 

El doctor afirma que aunque aún se desconocen las causas por las que estos estallidos ocurren, esta tecnología es puntera en precisión ya que "si miráramos a la Tierra desde la Luna, se podría decir de qué ciudad provino el estallido, el código postal y qué bloque de la ciudad" y ayuda a determinar la ubicación exacta, lo cual podría conducir hacia la respuesta que todos buscan. 

Comentarios