Buscar
Usuario

Vida

La OMS gasta el triple en viajes que en la lucha contra el VIH, la malaria y la hepatitis juntas

Brasil, Cuba, Uruguay o China son los destinos predilectos para organizar debates sobre, por ejemplo, "valorar el papel de la medicina tradicional".

El VIH, la malaria y la hepatitis afectan a millones de personas en el mundo y se están cobrando múltiples vidas humanas de forma constante. A pesar de esta emergencia, el máximo órgano encargado de combatirlas, la OMS (Organización Mundial de la Salud), se ha dedicado a gastarse 200 millones de dólares en viajes de personal, el triple de lo que ha dedicado a combatir estas epidemias.

Frente a los 200 millones invertidos en billetes de avión (más otra cantidad dedicada a lujosos hoteles), la OMS tan solo dedica 71 millones de dólares a combatir el VIH y la hepatitis, 61 para la malaria (que tanto daño continúa provocando en África) y 59 millones para la tuberculosis.

El problema es que la Agencia internacional no ha vigilado si sus 7.000 empleados han elegido los vuelos o alojamientos más baratos disponibles, e incluso el propio director de finanzas, Nick Jeffreys, llegó a decir lo siguiente: "No confiamos en que la gente sepa hacer lo correcto cuando se trata de viajar". 

La secretaria general de la OMS, Margaret Chan "La secretaria general de la OMS, Margaret Chan"

Pero lo cierto es que, a pesar de contar con sede en Ginebra, la OMS ha tenido la oportunidad de celebrar eventos por todos los rincones del planeta. Como una 'Conferencia Mundial de la OMS sobre las Enfermedades no Transmisibles' en la que se quería "poner de manifiesto la estrecha relación causa efecto entre la mejora de la coherencia normativa en áreas que afectan a la gobernanza, prevención y gestión y vigilancia de las enfermedades". El Congreso se celebró en Montevideo, Uruguay, a "tan sólo" 11.000 kilómetros de la sede de la OMS.

Los eventos con finalidades que podrían ser "más que discutibles" se suceden. Como otro en plena Habana, Cuba, para "promocionar la salud" en la isla caribeña. U otro para debatir sobre la Leishmaniasis en Porto de Galinhas, Brasil. O este, aún más escandaloso, para debatir sobre "Medicina Tradicional", para lo que el personal de la OMS tuvo que irse hasta Beijing, China, para valorar si la medicina tradicional es realmente efectiva o no.

Analizando la agenda de la institución, tan solo encontramos un evento que se ha realizado en la propia sede de Ginebra. Sin embargo, todos estos recursos dedicados a debatir sobre una enfermedad, podrían ser destinados para la investigación científica o para realizar campañas verdaderamente efectivas entre la población a la hora de prevenir ciertas enfermedades.

La OMS se defiende

Mientras tanto, la institución internacional no ha querido ofrecer su versión sobre estos hechos. Sin embargo, contamos con el comunicado interno que la propia directora general, Margaret Chan, envió a algunos de sus empleados.

Con el título 'Acciones para contener costes de viaje', se instaba al personal a ahorrar el máximo dinero posible a la hora de realizar viajes insititucionales, y se recordaba que los países miembros estaban presionando para que se ahorrase el mayor dinero posible. Sin embargo, parece que su petición no tuvo el éxito deseado.

Y no lo tuvo porque, quizás, la propia Chan ha sido la primera persona que se ha dedicado a disfrutar de estos privilegios. Por ejemplo, en un viaje a Guinea para erradicar el ébola (que aún sigue matando a gente), la directora general no dudó en quedarse a dormir en una suite presidencial con baños de mármol en primera línea de playa a 900 euros por noche.

El ébola continúa provocando muertes en África "El ébola continúa provocando muertes en África"

La OMS tan solo afirma que su labor requiere estos viajes millonarios y afirma que el gasto se ha reducido en un 14% respecto al año anterior, que fue excepcional por el brote del ébola. 

Mientras tanto, algunas enfermedades como el chagas continúan masacrando a la población centroamericana sin que nadie quiera hallar una cura y sin que nadie hable de ellas. "Como organización debemos demostrar que somos serios a la hora de gestionarlo de forma apropiada", ha afirmado la OMS en un comunicado. Frente a los 200 millones anuales, quedan ejemplos como Médicos sin Fronteras, que tan solo gasta 43 millones con una plantilla que quintuplica a la de la OMS.

Artículos recomendados

Comentarios