Buscar
Usuario

Noticias

Una joven culturista muestra las consecuencias del cáncer en el cuerpo

Cheyann Shaw ha compartido las fotos de antes y después de ser diagnosticada con un cáncer de ovario para mostrar al mundo el horror de la enfermedad.

Cheyann Shaw es una joven de 23 años que hasta hace muy poco llevaba el estilo de vida que quería llevar: iba al gimnasio, se presentaba a concursos de bikinis y preparaba su boda con su novio. Tenía un cuerpo perfecto, sin un gramo de grasa, fuerte y sano. Llevaba esculpiéndolo más de dos años. 

El aspecto de Cheyann cambió drásticamente después de someterse a tratamiento "El aspecto de Cheyann cambió drásticamente después de someterse a tratamiento"

Pero apenas un mes antes de casarse le dieron la peor noticia de su vida: tenía un cáncer de ovario, recoge Antena 3.  La vida de Cheyann cambió por completo a partir de ese momento: "Ni en un millón de años me imaginé que esto me pasaría a mí, especialmente porque solo tengo 23 años, pero sé que ganaré esta batalla".

El cáncer le ha quitado muchas cosas: su larga melena rubia, la capacidad de tener hijos y su esculpido cuerpo: "Ha sido duro mirarme en el espejo, pero estoy aprendiendo a quererme de nuevo y sé que esto es temporal". Afirma, y a la vista está, que el cáncer no ha podido quitarle las ganas de luchar. 

Pese a su difícil enfermedad, Cheyann no pierde la sonrisa "Pese a su difícil enfermedad, Cheyann no pierde la sonrisa"

Cheyann todavía no ha superado su enfermedad y sigue acudiendo a tratamiento con quimioterapia para luchar contra ella. Desde su cuenta de Instagram muestra su valor día a día y nos hace recordar que lo importante es la actitud con la que te enfrentes a los problemas

Comentarios