Buscar
Usuario

Noticias

Acusado de obligar a su hija de cinco años a cepillarse los dientes con heces de gato

El padre junto a su pareja maltrataba a sus tres hijos con cinturas y descargas eléctricas.

Un hombre en Texas, Estados Unidos, ha sido acusado de forzar a su hija de cinco años a que se cepillase los dientes con heces de gato hasta que le sangraron las encías. Además, también se han descubierto claros signos de maltrato en los otros hijos.

En septiembre se descubrió la realidad que vivían tres menores en Texas, maltratados por su padre y la pareja de este. Fue a raíz de una profesora, que vio que una de las niñas tenía grandes hematomas en la base de la espalda. En un principio, la niña aseguró que no sabía cómo se los había hecho, luego cambió su versión y dijo que se los había hecho en el patio de la escuela y al final, acompañada de su hermana mayor, de 10 años, admitieron que su padre les pegaba a diario.

El padre y la madrastra de los menores actualmente se encuentran en la cárcel a la espera de ser juzgados "El padre y la madrastra de los menores actualmente se encuentran en la cárcel a la espera de ser juzgados"

Al descubrir esto, la profesora implicó a la policía y a los servicios sociales, tras examinar a los tres niños, las dos chicas de 10 y 5 años y el pequeño de 3, descubrieron que todos presentaban hematomas en distintas fases de curación, lo que confirmaba que sufrían malos tratos.

Tras este descubrimiento, los Servicios de Protección Infantil impidieron a los niños volver a casa, y se quedaron en un hogar de acogida pendientes de aclarar la situación que estaban viviendo.

Un día a día violento

Los menores fueron examinados médicamente y entrevistados por la policía. Contaron que su padre, James Chalkley, de 32 años, y su mujer, Cheyanne Chakley, de 22, los pegaban diariamente usando descargas eléctricas y cinturones.

También contaron que en una oasión, su padre se encontró heces de gato en su armario, de los animales que vivían con ellos en el hogar. El hombre, enfurecido pensando que lo habían puesto los niños ahí o que no habían querido limpiarlo, esparció las heces encontradas por la cara de la niña de 5 años.

Los niños presentaban hematomas muy antiguos, signo de que llevaban mucho tiempo con el maltrato "Los niños presentaban hematomas muy antiguos, signo de que llevaban mucho tiempo con el maltrato"

Acto seguido, no contento con el castigo, la obligó a cepillarse los dientes con las mismas heces, hasta que le salió sangre de la boca. La pequeña también ha contado que su padre le ponía un collar eléctrico de perro en el cuello, espalda y piernas para darle descargas de corriente.

Los dos adultos han sido detenidos y están pendientes del juicio, en el que se les acusa de abuso y maltrato infantil, algo de lo que parece no se arrepienten, ya que la madrastra dijo en una declaración jurada que si hubiese sido la madre biológica les habría pegado más.

Artículos recomendados

Comentarios