El nuevo Ecce Homo: la estatua de San Jorge de Estella termina con una fuerte polémica

El nuevo Ecce Homo: la estatua de San Jorge de Estella termina con una fuerte polémica

La restauración ha hecho que se pierda la esecencia de la escultura de San Jorge de Estella.

Cuando las restauraciones de obras de arte caen en manos inexpertas, los resultados pueden llegar a ser catastróficos. Ya lo pudimos ver hace años con el 'Ecce Homo', y ahora la talla de San Jorge que se encuentra en la iglesia de San Miguel de Estella ha sido la afectada.

Esta escultura, que se realizó en el siglo XVI, era un símbolo de orgullo para todos los vecinos, puesto que mostraba la imagen del santo montado en su armadura, luchando con fiereza contra un dragón. La forma en la que se ha llevado a cabo la restauración ha hecho que pierda su autenticidad, su valor y lo que realmente transmitía.

El antes y el después de la polémica restauración "El antes y el después de la polémica restauración"

Al parecer, la encargada de realizar el trabajo había sido una profesora de manualidades de Estella a la que el párroco había encargado este trabajo. El Ayuntamiento no lo autorizó, y ella lo hizo sin tener ningún tipo de concimientos de la mteria.

Koldo Leoz, el alcalde, ha señalado que "sí que parece que la restauración deje bastante que desear, al tratarse de una obra del siglo XVI, una escultura policromada con la que hay que tener mucho cuidado con los materiales que se utilizan, porque puede perder toda la capa original".

Además, ha añadido que "desde el punto de vista patrimonial, histórico y artístico es una lástima lo ocurrido. Es un ejemplo a mi entender de la falta de control que hay sobre el patrimonio que hay en iglesias, que debería estar en manos de la administración pública, porque la gran mayoría de templos y de obras han recibido siempre dinero de la ciudadanía y por lo menos deberíamos tener un control sobre las mismas para que no sucedan este tipo de cosas".

Los restauradores exigen sanciones económicas

La Asociación de Conservadores Restauradores de España se ha plantado con este caso. "En el momento en el que celebramos el Año Europeo del Patrimonio, no debería pasar esto", ha señalado el presidente de la asociación, Fernando Carrera Ramírez. Pese a que ya saben que se ha paralizado la "restauración", Carrera cree que esta ha sido realizada "sin la capacitación necesaria, por supuesto, pero también sin pedir permisos de quienes la concedían".

Ha añadido que "después de lo de Borja, deberíamos haber aprendido que estas cosas ocurren porque falta una regulación. Hay 17 legislaciones de Patrimonio, una por Comunidad Autónoma, pero no se han reglamentado en ninguna de ellas las condiciones de una intervención sobre patrimonio. Este problema afecta a la sociedad entera". Piden que haya consecuencias, "tienen que caer multas, tiene que activarse el elemento coactivo que está en la ley para que la ley se cumpla. Estamos cansados y enfadados. En el ámbito del patrimonio hay que forzar que se cumpla la norma secundaria y hay que dar pedagogía al ciudadano y a los estamentos involucrados". 

Comentarios