Buscar
Usuario

Noticias

Una nueva ley antiacoso sexual en Arabia Saudí busca defender a sus ciudadanas

Con esta nueva ley, se pretende atajar el acoso sexual en las calles del país.

Arabia Saudí se encuentra inmerso ahora mismo en una gran revolución feminista, con mujeres de todas las edades luchando por sus derechos. El fin de la prohibición de conducir a las mujeres fue un comienzo (pese a que se fijará definitivamente el 24 de junio), y parece que ahora la situación de las féminas en este país está mejorando poco a poco. No es algo que haya nacido de la nada, sino una lucha que ha costado incluso la privación de su libertad a muchas activistas feministas. Esto choca directamente con el hecho de que incluso el Gobierno parezca estar dando pequeños pasos hacia delante, como acaba de demostrar al instaurar una ley contra el acoso sexual callejero.

El Gobierno ha aprobado una nueva ley que castigará con hasta cinco años de prisión a aquellos hombres que cometan abusos contra las mujeres en la calle, y multas que alcanzarán la cifra de los 300.000 riales (unos sesenta y nueve mil euros al cambio). Ya ha sido refrendada por el Consejo de Shura, con lo cual ahora mismo solo qued que sea nombrada decreto real. De esta forma, lo que se busca es atajar de la mejor manera posible el acoso callejero que sufren las mujeres en las calles de Arabia Saudí.

Pronto las mujeres sauditas podrán conducir "Pronto las mujeres sauditas podrán conducir "

El panorama está cambiando

La ley consta de ocho artículos, con los que se pretende "combatir el delito de acoso, prevenirlo, imponer castigos a sus perpretadores y proteger a las víctimas con el objetivo de salvaguardar su intimidad, dignidad y libertad personales garantizadas por la ley islámica y las normas", según han señalado desde la Shura en un comunicado.

Con esta norma se pretende ocupar "un gran vacío legislativo" y, además, actuará como si fuera un elemento disuasorio. Las autoridades han querido hacer notar que ha sido el rey Salman el que ha impulsado esta nueva ley "a la luz del impacto negativo del acoso en los individuos, la familia y la sociedad", así como para "combatir el fenómeno social del acoso".

Mona el Tahawy, una activista y periodista egipcia muy reconocida, comenzó hablando en televisión sobre el acoso que sufren las mujeres durante el "hajj", que es el nombre que recibe la peregrinación anual a la Meca (algo que todo musulmán debe hacer al menos una vez en su vida). Explicó que, tras haber ella relatado lo que había vivido en su propia piel, comenzó a recibir una inmensa cantidad de experiencias; así fue como nació la etiqueta #MosqueMeToo, a través de la cual comenzó a compartirse todo lo que las mujeres vivían. Una joven explicó, tras contar que había sufrido acoso, que "la gente piensa que la Meca es el lugar más sagrado de los musulmanes y que nadie haría nada malo. Se equivocan".

En la nueva ley se habla de los factores que podrían agravar el delito, como la repetición del mismo, realizar cualquier tipo de acoso en el trabajo, el instituto o el colegio, o incluso en el hogar, además de la posición de superioridad que el hombre tenga ante la mujer. Si se realiza el delito contra una menor, o una discapacitada, o en un momento de desastre, también se agravará la pena del mismo. Pero, pese a todo, no debemos olvidar que Arabia Saudí aún mantiene activo el sistema de tutela masculino; las mujeres no tienen libertad para tomar sus propias decisiones, ni siquiera la de pasear por la calle sin haber pedido permiso al "mahram" (tutor). Queda mucho por avanzar aún.

Artículos recomendados

Comentarios