Buscar
Usuario

Vida

Los niños, víctimas directas de la violencia vicaria: 4.700 conviven con el agresor en España

Cada día, 4.700 niños conviven con el agresor de su madre y el mayor peligro para sus vidas, su padre.

Los niños, víctimas directas de la violencia vicaria: 4.700 conviven con el agresor en España Los niños, víctimas directas de la violencia vicaria: 4.700 conviven con el agresor en España

Foto: Envato Elements

Los maltratadores hacen uso de múltiples estrategias para salirse con la suya haciendo daño a sus víctimas. Una de ellas son los hijos, instrumento clave para martirizar a la madre. La violencia vicaria también es violencia de género. La furia del maltratador es contra la mujer, pero también es contra los hijos que son asesinados.

El simple hecho de estar viviendo bajo el mismo techo que el maltratador de tu madre es en sí abuso de ese padre a los niños, porque se están ignorando las necesidades de los niños. Además sería ingenuo pensar que ellos no reciben gritos, amenazas o agresiones. Un hombre que es capaz de matar a su hijo, no está ejecutando generalmente su primer acto de violencia contra su víctima en el asesinato, exactamente igual que sucede con una mujer.

Miguel Lorente, exdelegado contra la Violencia de Género: "Cada día hay 4.700 niños sufriendo esta violencia"

Miguel Lorente, exdelegado contra la Violencia de Género en España, ha explicado en Antena 3 la situación que viven millones de niños y niñas en España: "Hablamos de que son 1.700.000 niños y niñas los que viven en relaciones donde el padre maltrata sistemáticamente a la madre; son un instrumento más de la violencia".

La violencia vicaria, explica el exdelegado, debe ser considerada como violencia vicaria de género, y ha de ser entendido por todos que "forma parte de la relación de violencia de género contra las mujeres". Aconseja que para detectar los casos, nunca hay que dudar de la palabra de la madre, para que las autoridades puedan prevenir la evolución de estos casos y así anticiparse a que el padre actúe.

¿Qué dice la ley?

Para evitar que estas situaciones sigan sucediendo, la Ley de Protección de la Infancia de 2021 cambió un paradigma clave, y fue que el juez debe suspender el régimen de visitas de manera automática de los agresores a sus hijos.

Cuando desde la justicia se pide que se suspendan los regímenes de visita de los hijos en los casos de violencia machista, no se está entrando en una disputa entre hombres y mujeres, se está entrando en materia de derechos humanos. Por eso nos hemos de dar cuenta de que la violencia vicaria va más allá de la violencia machista contra la mujer, es violencia contra sus hijos e hijas.

La violencia vicaria mata a niños y niñas, y solo cumpliendo la Ley de Infancia y protegiendo su interés superior y no el interés del orden patriarcal, será posible evitar que decenas de vidas sean arrebatadas por aquellos hombres que creen que sus hijos les pertenecen.

"Hablamos de que la media de niños asesinados al año son cinco. Esos cinco homicidios representan el 1,7% de todos los homicidios que se producen en España", alerta Lorente.

Artículos recomendados

Comentarios