Buscar
Usuario

Noticias

Dos niños mueren ahogados en Valencia tras saltar al agua por miedo a ser repatriados

Los menores murieron ahogados intentando comenzar una vida con posibilidades en Europa tras semanas de travesía.

Dos niños mueren ahogados en Valencia tras saltar al agua por miedo a ser repatriados

Dos niños migrantes han muerto ahogados en el Puerto de Valencia tras saltar al agua por miedo a ser encerrados en un Centro de Internamiento de Inmigrantes (CIE) para su deportación.

Los dos niños perdieron la vida al lanzarse desde un barco carguero, en el que estaban viajando de polizones tras haberse colado en la embarcación. Los cuerpos sin vida de los menores, con edades cercanas a los 13 años, han sido recuperados por los buzos de la Guardia Civil en el fondo de las aguas del Puerto de Valencia.

Los dos niños habían llegado a España a bordo del portacontenedores de bandera liberiana 'Leto'. Ambos esperaban comenzar una vida en dignidad en el Viejo Continente y saltaron para evitar ser encerrados en un CIE para ser sometidos a una deportación segura.

Los dos niños, que no alcanzaban los 13 años, habían realizado una larga travesía para tener acceso a un futuro, pero finalmente fallecieron ante el temor a ser encerrados y expulsados "Los dos niños, que no alcanzaban los 13 años, habían realizado una larga travesía para tener acceso a un futuro, pero finalmente fallecieron ante el temor a ser encerrados y expulsados"

 Los miembros de la tripulación fueron quienes avisaron a la Autoridad Portuaria, que contactó con la Guardia Civil para localizar a los niños y salvar su vida. Sin embargo, pasó demasiado tiempo y fue imposible cualquier tipo de intervención.

Ahogados tras caer al agua

Los primeros resultados de la investigación han concluido que los menores se lanzaron al agua en el peor momento, cuando el barco de 220 metros de eslora, 32 de manga y más de 42.000 toneladas de capacidad estaba realizando maniobras de atraque, con las turbinas a plena potencia y la hélica de proa en marcha.

Todo ello provocó un intenso remolino del que los niños no tenían la opción de escapar, alimentado además por la acción de los motores de los remolcadores. De hecho, la tripulación señala que les habían arrojado salvavidas desde la proa, pero no pudieron salvar su vida.

Artículos recomendados

Comentarios