Buscar
Usuario

Noticias

Una niña de 12 años muere por una infestación de piojos que sufrió durante años sin tratamiento

La pequeña había crecido rodeada de heces, piojos y gatos: la Policía ahora imputa a los padres un delito de asesinato.

Una niña de 12 años muere por una infestación de piojos que sufrió durante años sin tratamiento

Una niña de 12 años, Kaitlyn Yozviak, ha muerto tras sufrir un ataque cardiaco fruto de una anemia severa. Detrás de este caso, según las primeras conclusiones de los investigadores, se encuentra una grave infestación de piojos que la pequeña padeció durante tres años sin recibir ningún tipo de tratamiento.

La Oficina de Investigaciones de Georgia señalka que la menor sufrió "un dolor físico excesivo debido a esta negligencia médica", según ha informado la cadena de televisión estadounidense WMAZ-TV. La pequeña finalmente cayó inconsciente, momento en el que avisaron a los servicios de emergencias.

Cuando los efectivos llegaron a la vivienda, encontraron una escena que les provocó auténtico horrro. En el interior, estaba la niña, sin las mínimas condiciones de higiene en una vivienda completamente sucia y en pésimo estado, con decenas de bichos recorriendo el colchón en el que se encontraba y asomando por los numerosos agujeros de los peluches que llenaban el cuarto.

La vida de la menor en aquella casa había sido completamente un horror. Pese a que sus progenitores habían estado a punto de perder su custodia, finalmente lograron retenerla. Lejos de una infancia feliz, creció en un hogar completamente lleno de heces, piojos y otros animales, según relató uno de los encargados del caso, Ryan Hilton, al citado medio.

Los servicios sociales recibieron la primera denuncia por parte de los vecinos de la zona en el año 2018. En ella, afirmaban que la pequeña y sus dos hermanos vivían en condiciones completamente insalubres y que sus vidas estaban en riesgo si continuaban en aquella vivienda.

La menor estaba sometida a unas conficiones completamente insalubres "La menor estaba sometida a unas conficiones completamente insalubres"

La niña fue enviada a casa de una tía durante seis días pero, pasado el plazo, tuvo que volver con sus padres. Desde entonces, sus progenitores no recibieron ningún tipo de contacto con las autoridades ni vigilancia hasta el final trágico que tuvo este suceso.

Los vecinos señalan que la menor no había salido a jugar al jardín durante el último mes. Lejos de ser un dato sin importancia, indica que quizás ya no se encontraba siquiera con fuerzas para salir a jugar, aunque nuevamente se ignoraron las advertencias.

Imputados por un delito de asesinato

Con estos hechos, finalmente los padres han sido imputados por un delito de asesinatgo. La menor tenía niveles de hierro muy bajos en la sangre. Los investigadores señalaron que la pequeña había sufrido la infestación de piojos "más grave" que la oficina de investigación había visto a lo largo de su historia.

La madre confesó que no sabía siquiera si su hija se había duchado en la última semana. "Esta condición en un menor es la peor que hemos visto", ha afirmado Hilton. Ambos padres, encarcelados sin derecho al pago de una fianza, ahora se encuentran imputados por un delito de asesinato en segundo grado. Además, enfrentan un delito de maltrato infantil. Los hermanos de la niña, por su parte, han quedado bajo la custodia de las autoridades.

Artículos recomendados

Comentarios