Buscar
Usuario

Ciencia

Erik y Nelly, las mutaciones más peligrosas del coronavirus

Ambas mutaciones se encuentran en varias variantes de la Covid-19 pudiendo afectar a su transmisión y a su resistencia a las vacunas.

Erik y Nelly, las mutaciones más peligrosas del coronavirus Erik y Nelly, las mutaciones más peligrosas del coronavirus

Foto: Freepik

Las diversas variantes del coronavirus están sembrando preocupación por su posible mayor capacidad de propagación así como planteando dudas sobre su mayor virulencia o la capacidad de las vacunas para combatirlas. En las últimas semanas, la que más interrogantes está dejando es la variante británica, que ya se ha encontrado en cerca de 80 países, entre ellos España.

El director de del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ya alertaba a mediados de enero que la presencia de esta variante en España estaba en torno al 5%, pero que podría llegar a ser "la dominante en el mes de marzo".

Pero, además, según las últimas investigaciones, esta variante está sufriendo mutaciones, de las que ya se han registrado más de una veintena. De entre todas ellas, preocupan especialmente dos: E484K y N501Y, dos tipos que han sido bautizados por los genetistas como Erik y Nelly, por el parecido con su definición técnica. Ambas mutaciones han sido detectadas ya en las tres cepas que más preocupan actualmente, además de la británica, en las variantes surafricana y brasileña.

Tanto Nelly como Erik afectan a la 'llave' con la que la Covid-19 entra en nuestras células. Lo preocupante es que N501Y añade una mayor transmisibilidad al virus y, peor aún, agrava sus síntomas. La mutación E484K, por su parte, compromete la respuesta de los anticuerpos ante el virus, lo que podría hacerle más resistente a las vacunas. Los científicos temen que estas mutaciones podrían ser la señal de que el virus estaría transformándose, y lo estaría haciendo en diferentes puntos del planeta al mismo tiempo, convirtiéndose en un virus con una capacidad de transmisión y gravedad mucho mayor.

Erik ante las vacunas

Que la variante británica contenga ya ambas mutaciones es muy preocupante (hasta hace unos días no se había detectado a Erik en esta cepa) ya que podría causar estragos del estilo de los registrados en la ciudad de Manaos de hace un par de semanas. Allí la variante brasileña, conocida también como P1, demostró el poder de transmisión de Erik y Nelly.

La propagación de Erik dentro de la variante británica podría incidir en la eficacia de las vacunas, como ocurre con las brasileña y surafricana, si bien los preparados aún ofrecerían cierto nivel de protección. Un estudio preliminar de la universidad inglesa de Cambridge indica que la vacuna de Pfizer-BioNTech es eficaz contra la variante británica, pero es "menos efectiva" cuando contiene la mutación E484K, pues entonces se requieren "niveles sustancialmente más altos de anticuerpos para neutralizar el virus".

Artículos recomendados

Comentarios