Buscar
Usuario

Vida

Los Nativo Americanos contemplaban cinco identidades de género diferentes

Antes de la colonización reconocían cinco géneros: mujer, hombre, mujer de dos espíritus, hombre de dos espíritus y transgénero.

Las personas con 'dos espíritus' eran considerados por los Nativo Americanos como un don o un regalo del Creador. Un ser humano venerado por la tribu y un gran halago para la familia que tenía un miembro con esas características ya que, según ellos, este podía ver el mundo con los ojos de ambos 'espíritus' (masculino y femenino). Sin embargo, con la colonización europea esto se erradicó.

El Indian Country Today narra cómo antes de la llegada de los europeos a América del Norte, en las tribus nativas no existían unos roles de género tan rígidos, sino que eran más bien flexible. De hecho, se distinguían o reconocían entre las comunidades hasta cinco identidades de géneros, con distintos nombres: Mujer, hombre, mujer de dos espíritus, hombre de dos espíritus y transgénero.

Un 'dos espíritu' "Un 'dos espíritu'"

Los 'dos espíritus' se les consideraba como personas muy afortunadas dentro de las tribus, porque ellos tenían las características tanto "masculinas" como "femeninas" y, eso les daba la posibilidad de entender los dos lados de todo. Algo que era muy apreciado y venerado en todas las comunidades Nativo Americanas.

Cinco géneros, un solo corazón

Las tribus acuñaron diferentes términos para aludir a los 'dos espíritus', aunque en base es lo mismo. Los Navajo se referían a ellos como los 'Nádleehí' que se puede traducir en "uno que se transformó"; los Lakota los definían con los 'Winkté', es decir, hombres que tienen la costumbre de comportarse como mujeres; los Ojibwe, los llamaban 'Niizh Manidoowag' que se traduce literalmente como 'dos espíritus'; y, por último, los Cheyenne tenían a los 'Hemaneh', que eran los conocidos como mitad hombre y mitad mujer. No son nombres exactos a la hora de la posible traducción, pero aluden a modelos de ese concepto de 'dos espíritus'.

Uno de los ejemplos de los 'hombres de dos espíritus' es Osh-Tisch, unguerrero Lakota, que nació como varón y se casó con una mujer, y es que en su vida cotidiana se vestía y se comportaba como una mujer.

En las comunidades Nativo Americanas, las personas estaban valoradas exclusivamente por su contribución al núcleo, es decir, más allá de su rol de género; de hecho, los padres no asignaban ningún rol a los niños en su nacimiento. Incluso no existían ideales o prejuicios en las relaciones sentimentales, ya que estas las elevaban a un acto natural.

La colonización y la influencia religiosa culpables

Los Nativos Americanos carecían de una serie de reglas que los hombres y mujeres tenían que cumplir para ser considerados miembros "normales", pero con la llegada de los europeos todo eso cambió. Los considerados como 'dos espíritus' fue una de las primeras costumbres que los colonizadores quisieron erradicar. Algunos artistas y pensadores estadounidenses de la época escribieron que esa tradición debería eliminarse antes de llegar a los libros de historia.

Incluso el Indian Country Today menciona casos en los que los monjes católicos españoles destruyeron códices aztecas con el fin de eliminar relatos y creencias nativas tradicionales. Su particular manera de reescribir la historia. Entre estas tradiciones se encontraría a los 'dos espíritus'. La influencia religiosa impuso a los Nativo Americanos unos nuevos roles de género, eso obligó a las personas a elegir entre dos opciones o esconderse para proteger su vida.

Artículos recomendados

Comentarios