Buscar
Usuario

Ciencia

La NASA ofrece más de 150.000 euros a quien consiga resolver este problema

La agencia espacial se ha visto obligada a pedir ayuda para resolver un problema al que llevan años tratando de darle solución.

La NASA ofrece más de 150.000 euros a quien consiga resolver este problema

"Houston, tenemos un problema". La popular frase fue pronunciada el 13 de abril de 1970, cuando los tres astronautas de la NASA de la misión Apollo 13, dos días después del despegue, se vieron forzados a abandonar sus planes de hacer el tercer alunizaje tripulado debido a la explosión de los tanques de oxígeno.

Cincuenta años después, la NASA vuelve a tener un problema, por lo que se ha visto obligada a pedir ayuda. El polvo lunar se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para la agencia espacial. Se trata de una sustancia abrasiva que está causando daños en todo vehículo espacial y los trajes de los astronautas. Los ingenieros de la NASA llevan años tratando de encontrar una solución, pero no han tenido éxito.

Es una de la sustancias más abravibas que existen y es imposible trabajar con en su presencia, porque destruye todo aquel material con el que entra en contacto. Además, podría ser letal en caso de conseguir alojarse en los pulmones de los astronautas. 

Original competición

De esta manera, desde la NASA han lanzado el reto BIG Idea (Breakthrough, Innovative and Game-Changing (BIG) Idea Challege), para ver si alguien ajeno a la agencia es capaz de dar con una solución. La agencia ha lanzado el reto a estudiantes universitarios para ayudar a resolver de manera creativa el asunto del problema del polvo lunar.

Con ello, la NASA pretende evitar problemas durante el desarrollo del programa Artemis, que hará llegar a la primera mujer y a otro hombre a la Luna para 2024. Se busca una solución que incluya cómo prevenir el polvo lunar y como eliminarlo durante los alunizajes, que mejore la resistencia y tolerancia de los trajes espaciales y, sobre todo, que ayude a controlar la cantidad de polvo lunar en el espacio de trabajo.

El reto se ha planteado en forma de competición y se seleccionarán a 10 equipos de entre todas las propuestas. cada uno de ellos recibirá 180.000 dólares, unos 153.000 euros, para construir y probar su proyecto.

"Esta competición da a los estudiantes una oportunidad sin precedentes como miembros de la generación Artemis para ayuda a solucionar el problema de la eliminación del polvo lunar, que ha causado estragos a nivel técnico a lo largo de la historia", explica Niki Wekheiser, responsable del programa, y que anima a los futuros participantes a proponer soluciones, por muy extravagantes que sean

Para participar, se debe de constituir un equipo de entre 5 y 25 personas que estén estudiando en alguna universidad norteamericana acreditada por la NASA. Hay de plazo hasta el 25 de septiembre para enviar las propuestas.

Artículos recomendados

Comentarios