Buscar
Usuario

Vida

La multa a la que te enfrentas por llevar la compra o el equipaje en los asientos de atrás del coche

La DGT advierte del llamado 'efecto elefante' que puede provocar graves lesiones en caso de accidente.

La multa a la que te enfrentas por llevar la compra o el equipaje en los asientos de atrás del coche La multa a la que te enfrentas por llevar la compra o el equipaje en los asientos de atrás del coche

El llamado 'efecto elefante' puede provocar graves lesiones en caso de accidente. Este fenómeno suele producirse por las prisas y algunas costumbres de los conductores. Aunque en la época estival, sobre todo al viajar de vacaciones, también puede ocasionarse por el exceso de equipaje.

En caso de que un agente de tráfico nos pida parar el coche y considere que las cagas que transportamos no están bien amarradas o no van en el maletero, la multa puede ascender hasta los 200 euros.

Y es que colocar maletas o bolsas de la compra en los asientos traseros sin una buena sujección es ilegal, así como que un pasajero viaje sin el cinturón puesto, según establece la DGT.

Como se puede comprobar el artículo 14 del Reglamento General de Circulación: "La carga transportada en un vehículo (...) deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos de tal forma que no puedan: arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa".

El 'efecto elefante' El 'efecto elefante', imagen de sustitución
El 'efecto elefante' DGT

¿Qué es el 'efecto elefante' y cómo evitarlo?

La Dirección General de Tráfico tomó una frase de una antigua campaña publicitaria francesa en la que se decía "no viaje con un elefante en el asiento trasero".

El llamado 'efecto elefante' consiste en que "cualquier objeto que viaje suelto en un automóvil continúa su marcha hacia delante y multiplica, por efecto de la velocidad, la fuerza con la que golpearía a cualquier ocupante hasta por cuarenta veces su peso a tan solo 50 kilómetros por hora", según la DGT.

Así, un niño de tres años cuyo SRI estuviera mal anclado y viajara en el asiento trasero, en caso de accidente, golpearía al ocupante de los asientos delanteros con la misma fuerza que si se hubiera convertido en una jirafa o en un elefante. De hecho, a una velocidad de "solo" 60 km/h, un pasajero sin cinturón que pese 75 kilos embestiría con una fuerza equivalente a 4,2 toneladas, el peso aproximado de un elefante.

La DGT sostiene que para evitar ese temido 'efecto elefante' hay que asegurarse, antes de arrancar, de que todos los ocupantes se abrochen correctamente el cinturón de seguridad y que todos los objeto voluminosos estén bien sujetos a la parte de atrás del coche.

Artículos recomendados

Comentarios