Buscar
Usuario

Noticias

Multa de 45.000 euros por negarse a alquilar su piso a un migrante

El Ayuntamiento de Barcelona sanciona a los propietarios y a la inmobiliaria por discriminación directa por racismo.

Multa de 45.000 euros por negarse a alquilar su piso a un migrante Multa de 45.000 euros por negarse a alquilar su piso a un migrante

Foto: Envato Elments

Un particular propietario de un piso de la Barceloneta y la inmobiliaria que lo comercializaba deberán pagar una multa de 45.000 euros por no alquilar la vivienda a un hombre por ser marroquí. El Ayuntamiento de Barcelona ha impuesto la sanción al considerar probado que el motivo fue meramente racista y no por falta de solvencia económica. Es la primera sanción a España por discriminación racista en el acceso a la vivienda.

El afectado, Redouane Mehdi, ingeniero informático y con buen sueldo, cumplía todos los requisitos económicos para alquilar el piso. Pero ni siquiera se lo dejaron ver. Cuando se puso en contacto con la inmobiliaria para hacer todos los trámites para alquilarlo, ya no le cogían el teléfono. Le decían que ya estaba alquilado, pero el piso continuaba disponible.

La dificultad en estos casos es demostrar que las razones son simplemente el origen o el color de piel del inquilino. Entonces Redouane Mehdi pidió ayuda a un amigo que no era de origen marroquí. Él pudo visitar el piso. No dudaron en grabar la conversación con el agente inmobiliario para demostrar las razones por las que al amigo, con recursos económicos similares, sí que le alquilaban el piso.

Denuncia que no le han alquilado un piso en Barcelona por ser marroquí Denuncia que no le han alquilado un piso en Barcelona por ser marroquí, imagen de sustitución
Denuncia que no le han alquilado un piso en Barcelona por ser marroquí Ayuntamiento de Barcelona

Redouane Mehdi denunció el caso ante l'Oficina de No discriminació del Ayuntamiento de Barcelona, donde tras estudiar las pruebas, han considerado como falta muy grave los hechos ya que no hay otros factores que los racistas que justifiquen esta discriminación. Las alegaciones del propietario fueron desestimadas y se pudo probar que el criterio no se basó en la solvencia ni en la indisponibilidad de la vivienda.

El concejal de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona, ??Marc Serra, explica que las sanciones a los propietarios o agencias inmobiliarias que no alquilen la vivienda a una persona por razones de origen son para concienciar y "garantizar que todos los vecinos de la ciudad puedan acceder en las mismas condiciones en la vivienda y que no sean discriminados por su color de piel".

Antecedentes con otras inmobiliarias

El Ayuntamiento de Barcelona, en junio de 2020, ya había sancionado dos inmobiliarias que anunciaban un piso en internet sólo para personas españolas. En este caso es la primera vez que se sanciona un propietario particular, además de la inmobiliaria. Según el informe de 2020 de l'Observatori de les discriminacions a Barcelona, ??una de cada tres situaciones de discriminación en la ciudad son por racismo y xenofobia.

Artículos recomendados

Comentarios