'Mujeres en neveras' y 'tortazos al Joker': Dos maneras de no representar a las mujeres en el cine de superhéroes

'Mujeres en neveras' y 'tortazos al Joker': Dos maneras de no representar a las mujeres en el cine de superhéroes

De las 'Mujeres en Neveras' a 'Abofetear al Joker', maneras de no representar a las mujeres en el cine de superhéroes.

Cine Carles Cuevas Carles Cuevas 05 Julio 2017 12:02

Es un momento curioso para para el cine de superhéroes, casi una década después de de que 'Iron Man' inaugurara una época de nuevos éxitos de taquilla y superproducciones cada vez más frecuentes y justo cuando algunos comienzan a señalar una fatiga, 'Wonder Woman' y 'Black Panther' vienen a cambiar el panorama de poca diversidad imperante.

Parece que los grandes estudios, están empezando a entender la necesidad de incluir héroes en sus películas que salgan del patrón del hombre blanco heterosexual. Son buenas noticias, pero no nos pillan por sorpresa. Todo este movimiento del que ahora vemos señales tan claras se llevan gestando desde hace años, y si ahora esas señales se dan en las súper-producciones destinadas a romper la taquilla, es porque antes existieron en productos más discretos.

Pero en el caso de las mujeres, su inclusión en las historias de superhéroes no siempre ha sido feliz, y es que la manera de contar las cosas de los autores y guionistas lastra mucho el papel que estas tienen en las historias. No estamos hablando del papel concreto de un personaje, si la profesión es una u otra, si son la pareja o la amiga del prota. Estamos hablando su función en la trama, de por qué están ahí, qué aportan, si es que aportan.

Sue Storm, una de las superheroínas más poderosas de Marvel "Sue Storm, una de las superheroínas más poderosas de Marvel"

La industria del cómic ha estado dominada por los hombres durante décadas, y aunque la del cine haya dado muestras de un poco más de diversidad, arrastra muchos vicios y tics del material en el que se basan. Los primeros cómics de Marvel, por ejemplo 'Los 4 Fantásticos', dejaban a su personaje femenino, Sue Storm, en el machista lugar de "aliento moral" de los chicos. Y no lo decimos nosotros, el mítico Stan Lee, ante la avalancha de críticas que recibieron los primeros números de su cómic fundacional, en cuanto a la inutilidad de los poderes de La Chica Invisible, escribió una tira de viñetas para defender a Susan Storm. En ellas Reed Richards (mientras ella callaba compungida) la defendía comparándola con la madre de Abraham Lincoln, ejemplo de virtud y moral. Por suerte,  se impuso un poco de sentido común y poco después Sue ganó la habilidad de crear campos de fuerza y pasando a ser una de las heroínas más poderosas del universo Marvel.

Pero el papel de las mujeres seguía oscilando entre la madre amantísima, la femme fatal y la doncella en apuros, a pesar de contadas excepciones. Personajes rompedores y sobre todo la aparición de contadas mujeres a cargo de las cabeceras más importantes, acompañadas de algún hombre de sensibilidad excepcional, fueron cambiando el paisaje poco a poco. Pero no lo suficiente.

'Mujeres en Neveras'

En los cómics de superhéroes, las mujeres son utilizadas en función de los personajes masculinos "En los cómics de superhéroes, las mujeres son utilizadas en función de los personajes masculinos"

En los años noventa, los cómics pasaban por apuros, las dos grandes editoriales no paraban de sufrir pérdidas, y reaccionaron creando una etapa que más tarde se conoció como "Grim and Gritty", tramas y héroes más adultos y duros, oscuros, violentos. En uno de ellos, 'Green Lantern', se introdujo un personaje femenino durante pocos números para ejercer de novia el protagonista y poco más, pero en un giro inesperado, uno de los villanos de su chico la mató, la desmembró y y dejó su cadáver en la nevera para que la encontrara el héroe y le provocara toda una serie de conflictos y tramas nuevas.

Y eso fue suficiente para un grupo de autoras y autores feministas se hartaran y crearan un blog llamado "Mujeres en Neveras", encabezados por Gail Simone, se dedicaron a recopilar todas las veces que en los cómics las mujeres se convertían en excusas para activar las tramas de los hombres. Y pasa mucho más de lo que parece. En 'Batman: La broma asesina', de la que hay consenso generalizado de obra maestra, se da un caso tremendo de "mujer en la nevera" con Batgirl, un personaje con historia y habilidades propias que únicamente aparece en la historia para ser una víctima de un disparo del Joker y luego ser fotografiada de forma abusiva. Y es verdad que luego tenemos uno de los mejores enfrentamientos de Batman y el payaso asesino jamás escritos, pero se ha usado de manera burda a una mujer para poder contarlo.

Barbara Gordon recibe un disparo de El Jocker "Barbara Gordon recibe un disparo de El Jocker"

Y ojo, ninguno de estos escritores se quejaban de las historias oscuras y retorcidas, de hecho Simone es famosa por su macabro sentido del humor, se quejan de que las mujeres sólo aparezcan en las historias para eso, que no accionen nada, que sean sujetos pasivos, elementos narrativos sin profundidad.

Y eso no sólo pasa en los cómics, recordad 'Indiana Jones y el Templo Maldito' e intentad pensar en una sola escena en la que Kate Capshaw haga algo que no sea correr, gritar o ser salvada. Y pensad en la mayoría de películas de género negro, donde las mujeres solo aparecen cuando se necesita comenzar una trama de la que sólo se va a encargar el hombre.

La web de Simone y sus compañeros se hizo tremendamente popular, se dedicaron a analizar y a discutir sobre las grandes historias del cómic y del cine, e influyó mucho en la manera en la que se contaban las historias. El blog ya está inactivo, pero 'Women in Refrigerators' ya se ha convertido en una manera de señalar un problema con los personajes femeninos en una historia.

'Slapping the Joker'

'Abofetear al Jocker', recurso para otorgar un único acto heroico a las mujeres y acallar las críticas "'Abofetear al Jocker', recurso para otorgar un único acto heroico a las mujeres y acallar las críticas"

Desde hace unos años estamos observando una nueva manera de representar a los personajes femeninos en el cine y la televisión, específicamente en el género de superhéroes y de acción, y esta manera está directamente relacionada con una reacción de los creadores a esta problemática. Saben que a estas alturas de siglo no van a poder hacer personajes femeninos ridículos, o que si lo hacen, se les va a llamar la atención. Pero se ha ido cayendo poco a poco en un nuevo vicio, que la periodista Jessica Plummer ha venid en llamar "Slapping the Joker".

Este "Abofetear al Joker" es un concepto fácil de identificar, como el anterior, y una vez lo haces no puedes parar de encontrar ejemplos, lamentablemente. El más claro, y el que le da nombre, se encuentra en la película de Cristopher Nolan, 'El Caballero Oscuro' con el personaje de Maggie Gyllenhaal. En la película, el temible Joker irrumpe en una fiesta y secuestra a la novia de Bruce Wayne, entonces ella se arma de valor y le da un bofetón al Joker, bofetón que no sirve de nada, ya que es Batman quien acaba salvando la situación. Pero durante unos minutos hemos tenido un personaje femenino con carácter, peleón, que ha plantado cara al malvado, y ya, el público femenino se siente medianamente representado y nadie puede acusar a la película de machista. El problema es que después de ese inútil bofetón, el personaje de Maggie vuelve a ser un sujeto pasivo, a merced de los hombres de la película. Tanto es así que acaba muriendo a manos del Joker. Pero le ha pegado un bofetón.

En el cine de superhéroes, las mujeres son salvadas por los hombres "En el cine de superhéroes, las mujeres son salvadas por los hombres"

Lo mismo vemos en 'Green Lantern', cuando el personaje de Blake Lively tiene su momento de ferocidad disparando las ametralladoras de un avión contra la nube psíquica que por algún motivo era el malvado de la película. Y una vez más, ese es el límite de la acción del personaje. Y es que son innumerables los ejemplos de películas en los que las mujeres hacen acopio de sus fuerzas para realizar una única proeza que queda diluida entre las miles de hazañas de los hombres a los que acompaña. Este único acto, lo que demuestra es la incapacidad de los escritores de dotar a los personajes femeninos de personalidades tridimensionales. Dedicando solo esos minutos de atención se cubren las espaldas pero no aportan nada. 

Son vicios narrativos que si no son señalados se convierten en norma, por eso la labor de gente como Gail Simone o Jessica Plummer es tan importante, haciendo evidente lo que a muchos, por costumbre o por inercia se nos puede pasar por alto. Crear personajes femeninos coherentes e importantes no sólo es importante para las mujeres y su representación,  cuando en una ficción todos sus personajes son redondos e interesantes ganamos todos. Por eso desde aquí siempre vamos a apoyar estas iniciativas, para entender mejor nuestras ficciones y para ayudar a mejorarlas.

Comentarios