Una anciana muere en Valencia tras aparecer violada, apuñalada y mutilada

Una anciana muere en Valencia tras aparecer violada, apuñalada y mutilada

La anciana, con demencia senil, fue encontrada desorientada por la calle y estuvo trece días ingresada antes de fallecer.

Una mujer de 76 años ha fallecido en el Hospital de la Fe de Valencia después de permanecer 13 días ingresada tras haber sido encontrada en muy mal estado con signos de violencia. No solo le habían arrancado los pezones, sino que presentaba importantes cortes en las muñecas, el abdomen, el hemitórax y en las ingles. La encontraron moribunda y deosorientada, deambulando por las calles del barrio de Cabañal y no se tiene constancia de quién pudo haber cometido semejante atrocidad. 

Por otro lado, no quiso colaborar con las autoridades, quienes tuvieron serias dificultades para identificarla, pues afirmaba que la calle era su casa. No llevaba documentación ni dijo cómo se llamaba antes de morir, probablemente debido a la enfermedad mental que padecía. Posteriormente se descubrió que solía frecuentar la zona de Benicalap.

Presentaba signos visibles de violación, al menos según el dictamen de la autopsia practicada por el forense, que identificó al menos una treintena de heridas incisas. Algunas de ellas se habían infectado por no haber sido tratadas correctamente. También presentaba heridas superficiales en el cuello. 

Identificada una vez fallecida

La anciana fallecida era indigente y padecía demencia senil "La anciana fallecida era indigente y padecía demencia senil"

Debido a su cuadro de demencia senil, que le podría haber llevado al abandono y desapego de la sociedad, la mujer no pudo ser identificada hasta que una vez fallecida, la Policía Nacional dio con sus datos personales. En un principio reveló rotundamente que tenía 88 años y que no tenía familiares. Una vez los especialistas comprobaron su estado físico, fue examinada por la unidad de psiquiatría del hospital con el objetivo de identificar por qué no quería revelar ningún dato sobre su vida. Finalmente descubrieron su demencia.  

La autopsia también determinó que las heridas habían sido perpetradas por arma blanca, además de unos hematomas en el tobillo que evidenciaban que alguien podría haberle sujetado a la fuerza. Eran claros signos de una agresión sexual. Sin embargo, se descarta que se trate de un intento de homicidio, ya que el parte médico establece que la mujer no falleció a causa de las lesiones. Esto dejaba abierta la posibilidad de que las heridas pudieran haber sidoautoinfligidas, que posteriormente también fue descartada por la "trayectoria de las heridas incisas", según relata Levante-EMV.

El pasado 1 de agosto, una ambulancia del Soporte Vital Básico la localizó el  desorientada por la calle Francisco Cubells. Debido a la gravedad de los hematomas y contusiones que presentaba por todo el cuerpo, los profesionales médicos no dudaron en trasladarla a La Fe. 

Una investigación llevada a cabo por parte de homicidios intentará encontrar al autor de los hechos y esclarecer lo ocurrido. El Juzgado de Instrucción número siete de València se ha hecho cargo del caso, que ya ha sido catalogado como causa abierta por un delito de lesiones y agresión sexual

Comentarios