Una turista británica se desgarra el útero en la bajada de un tobogán

Una turista británica se desgarra el útero en la bajada de un tobogán

La mujer, que sufrió una lesión de siete centímetros y perdió dos litros de sangre, fue atendida en un hospital de Canarias.

Un desgarro en el útero de siete centímetros son las terribles consecuencias que ha sufrido una mujer británica de 25 años que celebraba el cumpleaños de su marido en un parque acuático de Tenerife.

El accidente se produjo en el tobogán conocido como 'el Kamikaze', donde el impacto de la caída provocó en la mujer una hemorragia por la que perdió hasta dos litros de sangre al finalizar el trayecto. 

Como consecuencia de la temeraria bajada por el tobogán, el final del recorrido resultó en una piscina de sangre que alertó a todos los bañistas y obligó a la dirección de la atracción turística a cambiar el circuito de agua para hacer desaparecer la sangre.

La mujer fue finalmente atendida en un hospital público de Canarias, donde actualmente se recupera de la lesión. Ella misma ha querido compartir el trágico accidente en sus redes sociales y denuncia, además, a los responsables del parque temático: "No me dijeron que debía doblar las manos delante de mi cuerpo ni doblar las piernas" asegura.

La turista ha compartido el accidente en sus redes sociales "La turista ha compartido el accidente en sus redes sociales"

Los accidentes en parques acuáticos, cada vez más comunes 

No es, ni mucho menos, el primer accidente que tiene lugar en la caída de estas atracciones acuáticas. De hecho, un niño de diez años falleció en un parque acuático de Kansas, Estados Unidos, al caer desde el tobogán más alto del mundo.

Por ello, en pleno verano, las autoridades advierten de que hay que extremar las precauciones, especialmente cuando se trata de los más pequeños. Mantenerse en todo momento junto a la superficie sin separar el cuerpo o no realizar movimientos bruscos son algunos de los consejos que ofrecen los expertos para evitar accidentes que pueden traer consigo fatales consecuencias.

Comentarios