Buscar
Usuario

Vida

Dejó su trabajo en un depósito de cadáveres para casarse con su perro: cumplen ocho años

Wilhemina Morgan Callaghan vive completamente feliz en compañía de su marido Henry, un Yorkshire terrier del que jamás se separa.

Wilhemina Morgan Callaghan está de enhorabuena: este 27 de noviembre cumple su octavo aniversario como esposa de su propio perro. "Todo se ha desmoronado desde que nos casamos en 2009. Perdí mi trabajo en un depósito de cadáveres, así que me vi obligada a convertirme en embalsamadora por mi cuenta. No ganaba mucho dinero con ello, y luego mi casa se inundó", relata.

La mujer estaba harta de no encontrar ningún hombre que quisiera comprometerse con ella y por ello terminó tirando de la sabiduría popular: no hay ser más fiel que un perro. Y se casó con él.

Ahora, Wilhelmina, vive completamente feliz a sus 43 años en compañía de su marido Henry, un Yorkshire terrier del que jamás se separa: "Henry ha sido genial. Es muy leal. Le llamo 'Ri', que significa 'Rey' en Gaélico antiguo, porque es como un rey. Mi rey", dice suspirando nuestra protagonista.

Unidos en matrimonio "Unidos en matrimonio"

Su historia ha sido una constante de superación. La actual legislación estadounidense no reconoce los matrimonios entre perro y humano, así que se han tenido que conformar con un mero certificado testimonial. Ella, sin embargo, no pierde su esperanza: "Somos felices. Nos encanta sentarnos juntos y ver la televisión en compañía", relata al diario Metro.

Su boda se produjo en 2009 y fue a través de internet. En ella hubo incluso un testigo, su inseparable amiga Rebecca Carter, que vio con buenos ojos la relación en todo momento.

Ahora, suponemos, Wilhemina espera tener hijos con su querida pareja-mascota. Aunque lo tendrá difícil. No es la primera que lo intenta. Maja Smrekar, una joven y reconocida artista, ya saltó a la palestra por inseminarse de su perro, amantarle durante tres meses encerrada en una cueva y ganar un premio por todo ello. Que vivan los novios.

Artículos recomendados

Comentarios