Buscar
Usuario

Noticias

Muere un trabajador de Carrefour y tapan el cadáver con sombrillas para no cerrar el supermercado

Un cliente fotografió el terrible suceso y la imagen se ha viralizado, por lo que la compañía ha lanzado un comunicado disculpándose.

Muere un trabajador de Carrefour y tapan el cadáver con sombrillas para no cerrar el supermercado

Los hechos ocurrieron el pasado vienes 14 de agosto, pero han tardado varios días en salir a la luz. Aquel día, un empleado de Carrefour en Recife (Brasil) sufrió una parada cardiaca mientras trabajaba en el supermercado causándole la muerte. Pese a lo triste de la noticia, lo peor fue la decisión adoptada por la empresa, que optó por ocultar el cuerpo para no tener que cerrar el establecimiento.

Finalmente decidieon llamar a los servicios de emergencia, pero mientras estos llegaban arrastraron el cuerpo de Moisés Santos, nombre del empleado fallecido, hacia un rincón del establecimiento, en la sección de las cervezas, y ocultaron el cadáver con tres grandes sombrillas verdes. El objetivo era que la tienda siguiera abierta para que los clientes siguieran comprando.

Uno de los clientes, no obstane, se percató de la terrible escena y decidió tomar una fotografía para denuncia los hechos. La imagen no ha tardado en viralizarse en las redes, provocando un escándalo de considerable dimensiones, lo que ha obligado a la cadena de supermercados ha pronunciarse.

Carrefour pide disculpas

A través de un comunicado, debido al escándalo y las críticas despertadas, la empresa ha pedido disculpas: "Carrefour pide disculpas en relación a la forma inadecuada en que trató el triste e inesperado fallecimiento del señor Moisés Santos, víctima de un ataque cardiaco, en la tienda de Recife (Pernambuco). La empresa se equivocó al no cerrar la tienda inmediatamente después del hecho, a la espera del servicio funerario".

"Me indigna. Los seres humanos no tenemos ningún valor, solo nos interesa el dinero", ha denunciado la mujer de Santos, que llevaba varios años trabajando para Carrefour como encargado de ventas. "Creo que es una cuestión de respeto. (...) es un sentimiento horrible", ha lamentado.

Artículos recomendados

Comentarios