Buscar
Usuario

Cine

Muere Kirk Douglas a los 103 años, la última estrella del cine clásico

El cine se ha enmudecido: el mítico y admirado actor Kirk Douglas, fallecía el miércoles a los 103 años.

Muere Kirk Douglas a los 103 años, la última estrella del cine clásico

"Con tremenda tristeza, mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos dejó hoy a la edad de 103 años". Así lo comunicaba Michael Douglas, uno de sus hijos, en una nota que ha difundido la revista People. Kirk Douglas, la mítica leyenda del cine, fallecía este miércoles con más de un siglo a sus espaldas.

"Para el mundo, fue una leyenda, un actor de la edad dorada del cine (...), un ser caritativo cuyo compromiso con la justicia y las causas en la que creyó sentaron un estándar al que aspirar todos. Pero para mí y mis hermanos era simplemente papá", agregaba su hijo, roto de dolor.

Una vida de película

Kirk Douglas nació en diciembre de 1916 en Nueva York, aunque lo hizo con el nombre de Issur Danielovitch Demsky.  Sus padres, procedentes de Mogilev (ahora en Bielorrusia) eran campesionos, y las dificultades económicas provocaron que tuviera que empezar a trabajar muy pronto.

Al principio vendía comida por las calles y repartía periódicos, pero tuvo su primer acercamiento con la escenografía en el instituto. Ganó una medalla por recitar un poema. Kirk Douglas, además, tuvo claro que quería continuar con sus estudios: no había dinero, pero se hizo con una plaza. en la St. Lawrence University de Nueva York a cambio de trabajar allí como jardinero y conserje.

Kirk Douglas en 1991 "Kirk Douglas en 1991"

Se graduó en Letras, fue campeón de lucha libre y participó en el grupo de teatro. Tras ello, consiguió una beca con la que llegó a ingresar en la Academia Norteamericana de Arte Dramático, y en aquel momento adoptó su nombre artístico. 

Debutó en Brodway en 1941, y después de superar el servicio militar estuvo dos años como oficial de telecomunicaciones en la Unidad Antisubmarina 1139. Dos años después, se casó con Diana Dill, con la que tuvo dos hijos: Michael y Joel.

Cuando volvió a Nueva York volvió a trabajar en el teatro, y una de sus compañeras de la Academia lo recomendó a un cazatalentos. Ahí empezó todo: consiguió un papel en 'El extraño amor de Martha Ivers' (1946) y participó en cintas como 'Carta a tres esposas' (1949) o 'El ídolo de barro' (1949).

En 1951 su mujer pidió el divorcio a causa de las continuas infidelidades, que él mismo confesó. Sin embargo, tres años después, en 1954, volvió a casarse. Lo hizo con Anne Mars Buydens, con la que tuvo otros dos hijos: Peter y Eric.

El despegue de su carrera

A mediados de los 50, Douglas comenzó a tocar la cima con títulos como '20.000 leguas de viaje submarino', 'El loco del pelo rojo' o 'Senderos de gloria'.  

En 1960 llegó uno de sus papeles más míticos: el de Espartaco. Tras ello, pudimos verle en 'El último atardecer', 'Siete días de mayo', '¿Arde París?' o 'El compromiso'. A partir de los 70 todo fue más irregular, y encontró proyectos en cine y también en televisión.

Kirk junto a sus hijos, Cameron y Michael "Kirk junto a sus hijos, Cameron y Michael"

Douglas marcó Hollywood con sus tendencias izquierdistas y su potente temperamento. En 1991, además, sobrevivió a un accidente de helicóptero en el que fallecieron otras dos personas. "Decidí hacer más bien en el mundo antes de abandonarlo", declaró tras haber sobrevivido. En 1994, una trombosis leve le produjo una paraplejia, y en 1996 sufrió una apoplejía. 

A pesar de que tuvo una vida profesionalmente plena, esta también le azotó en otras ocasiones: su hijo Eric falleció en 2004 por una sobredosis, y su nieto Cameron ingresó en la cárcel por posesión de heroína y venta de anfetaminas. 

Pero Kirk Douglas no solo era eso: donó en diversas ocasiones a causas benéficas, y tanto él como su mujer han afirmado que dejarán su fortuna a diferentes organizaciones de la beneficencia.

Douglas, que ganó un Oscar, dos Globos de Oro y una Concha de Plata en el Festival de San Sebastián en 1958, consiguió ganarse también el corazón de todos los cinéfilos que hoy lamentan su pérdida.

Artículos recomendados

Comentarios