Buscar
Usuario

Noticias

Muere Juan Antonio Ramírez Sunyer, juez que investigaba el referéndum del 1-O

Ha fallecido a consecuencia de la larga enfermedad que sufría y que se agravó en las últimas semanas.

El juez Juan Antonio Ramírez Sunyer, titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona y encargado de investigar la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017, ha muerto en la madrugada del 4 de noviembre a los 71 años, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El magistrado padecía una larga enfermedad que se había agravado en las últimas semanas. De hecho, en diciembre de 2017, el juez fue hospitalizado por una enfermedad grave y se reincorporó semanas después, en enero de 2018, para volver a dirigir la investigación sobre los preparativos del referéndum al fracasar las recusaciones de las defensas contra él.

Su muerte se produce en plena instrucción de la causa del 1-O, con unos 40 imputados por la preparación del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) había decidido el 31 de octubre pasado reforzar de nuevo y de forma integral el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, encargado de la causa que se sigue por delitos de malversación, prevaricación, desobediencia y revelación de secretos en los preparativos del 1-O. Así, se concedía la exclusividad a Ramírez Sunyer para que se dedicase de lleno a investigar solo este caso.

Juan Antonio Ramírez Sunyer "Juan Antonio Ramírez Sunyer"

En plena instrucción de la causa del 1-O

Ramírez Sunyer, ingeniero sin afiliación a ninguna asociación judicial, se inició en la carrera judicial a los 44 años después de aprobar las oposiciones, y antes de llegar al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona fue juez en Terrassa, Sant Boi y Badalona.

El juez investigaba los preparativos del referéndum tras asumir, por orden de reparto, una denuncia contra el exsenador de ERC Santi Vidal que afirmó que la Generalitat tenía una partida camuflada de 400 millones de euros para organizar el 1-O.

Ramírez Sunyer fue el juez que ordenó el registro de la sede de la Consellería de Economía de la Generalitat, frente a la que se reunieron miles de personas para protestar, lo que fue la base para que la Fiscalía acuse de rebelión en la causa del "procés"

Artículos recomendados

Comentarios