Buscar
Usuario

Noticias

Muere tras quemarse vivo para protestar contra la contaminación medioambiental

David Buckel era un arduo defensor de los derechos LGTB y había participado en diversas acciones para luchar contra el cambio climático.

Un conocido abogado estadounidense famoso por ser un ferviente defensor de los derechos de los homosexuales, se ha quitado la vida este mes tras prenderse fuego en el Propest Park de Brooklyn, Nueva York. El motivo de su suicidio ha sido para protestar contra la contaminación que provoca "la muerte prematura", según la carta de despedida que envió a diversos medios estadounidenses antes de su muerte.

Sus restos fueron encontrados por los bomberos tras reportarse un incendio en el parque, según informó la Policía. Buckel dejó, además, otra nota cercana a su cuerpo en la que instaba a las personas a vivir de manera menos egoísta para proteger al planeta.

La mayoría de los seres humanos del planeta respiran ahora un aire que se ha hecho insano por los carburantes fósiles y muchos, en consecuencia, morirán prematuramente. Mi muerte prematura por medio de un carburante fósil refleja lo que nos estamos haciendo a nosotros mismos.

Una gran pérdida para la justicia social

David Buckel era graduado de la facultad de derecho en la Universidad de Cornell que luchó por la igualdad matrimonial a través de su trabajo como abogado en el seno de la organización de defensa por los derechos civiles de la comunidad LGTB Lambda Legal.

Camilla Taylor, directiva de la organización, ha declarado en un comunicado que "es una pérdida terrible para la familia Lambda Legal, pero también para el conjunto del movimiento por la justicia social". También ha descrito a Buckel como un "brillante visionario jurídico".

La policía reportó la muerte del letrado cerca de las 6:30h de la mañana "La policía reportó la muerte del letrado cerca de las 6:30h de la mañana"

Además, fue el abogado principal en la demanda sobre el caso de Brandon Teena, un hombre transgénero que fue brutalmente violado y asesinado en 1993. Lo ocurrido con Teena fue llevado a la gran pantalla en la película 'Boys don't cry' en la que Hillary Swank se llevó un Oscar por su interpretación.

Pero el trabajo de David Buckel no acababa aquí ya que participó con diversas entidades involucradas en el compostaje comunitario (compuesto de orgánicos obtenidos artificialmente por descomposición bioquímica) y había participado en el proyecto oficial sobre este compuesto menos contaminante que los carburantes fósiles de Nueva York.

Según han declarado amigos de Buckel en una reciente entrevista al The New York Times, el letrado se había involucrado en la defensa del medio ambiente tras marcharse de Lambda Legal hacía unos años.

Artículos recomendados

Comentarios